sh_a

Los instintos de supervivencia son puestos a prueba en un escenario emulando combates reales, donde se pone a prueba la tensión y el valor de los participantes.

Por: Isaac Castillero Wilson

¡Corre por tu vida! Una vez en el campo de batalla, el jugador está obligado a disparar contra todo lo que se mueva. Sin vacilación, ni tregua ante la embestida de los adversarios que buscan cumplir la misión; esta es la esencia del airsoft, un juego ó deporte de estrategia basado en simulación militar.

 

Los aficionados al airsoft no pretenden fomentar la violencia; por el contrario es una actividad con la cual descargan adrenalina en ambiente controlado y seguro.  Muchos cumplen el sueño de verse como el soldado que un día quisieron ser.

 

Esta disciplina consiste en aparentes enfrentamientos entre bandos, quienes usando réplicas de armas de fuego, disparan pequeñas bolas de pvc de bajo peso (6 a 8mm de diámetro).  Los equipos miden fuerzas con equipamiento propicio para el combate (Chalecos, cargadores, mascaras, indumentaria militar, y otros), en lugares parecidos a donde se desarrollan guerras reales.

 

Vencer o morir

Al iniciarse la acción de conflicto, los equipos se reúnen para idear las estrategias con las que esperan ganar la contienda.  La acción se desarrolla en ambientes naturales (selvas) o urbanos (barracas), acondicionados con elementos como muros, búnkers, trincheras, edificios, torres y otras edificaciones semejantes a los entornos auténticos.

 

En Panamá, dos grupos promueven esta actividad, la Asociación  Airsoft Panamá y la Unión Panameña Airsoft. Benjamín Rosas, un representante de este último grupo, explicó que desde hace más de 3 años se practica la disciplina en sitios, como: Tanara (Chepo), Burunga (Arraiján), Espinar (Colón), Las Cumbres y otros, donde se realizan jornadas de varias horas, los fines de semana.

 

Valor: Las réplicas de airsoft pueden ser eléctricas o de gas y varían según el nivel de desempeño (duración de la batería, alcance, cadencia de disparo, precisión, fiabilidad, posibilidades de personalización, capacidad del cargador, tamaño, y peso).

 

Además resaltó que los estilos de confrontación pueden variar de acuerdo a las misiones, entre ellas: Rescatando al VIP, Defendiendo o Atacando la Base, Desactivando la Bomba, y Combate Directo, entre otros.  En ocasiones se añaden factores como el tiempo, superioridad numérica y otros que crean más presión sobre los contendores.

 

Sobrevivir y lograr el objetivo es lo primordial.  Guiados por un Marshall, los fusileros, francotiradores y escoltas deben aplicar tácticas de ataque, estrategias (mapas y planes), puntería, destreza física e inteligencia emocional, apoyándose en herramientas como radios, binoculares, bombas de humo, camuflaje y réplicas de diferentes tipos (AK, M4, SCAR), para afrontar diferentes situaciones.

 

Este tipo de desafío requiere desarrollar los sentidos de audición y vista.

A pesar de ser plásticos los proyectiles lanzados, es obligatorio el uso de máscaras especiales para protección de la cara y ojos para evitar lesiones.  Es importante mencionar, que a diferencia del paint ball (juego similar), donde los balines derraman pintura al impactar al oponente, en el airsoft la honradez del jugador juega un papel importante ya que no hay manera de comprobar si alguien ha recibido un disparo. El participante que lo recibe ha de gritar alguna palabra acordada (por ejemplo: eliminado, baja, fuera) o dar alguna señal de que ya no puede continuar el juego.  Se puede utilizar un paño blanco para indicar a distancias largas. Los jugadores peor vistos en este juego son los “inmortales”, por razones evidentes, de no querer aceptar su muerte.

 

Es claro que el airsoft es para quienes no buscan quebrantar la ley y desean disfrutar toda la emoción de un combate sin fin, activando la adrenalina en situaciones de alerta.

Para saber…

El Airsoft fue inventado en Japón a causa de una prohibición en la Segunda Guerra Mundial, por la cual la tenencia y uso civil de armas de fuego reales era ilegal. A finales de los años ’70, se empieza a practicar bajo el concepto de disparar proyectiles no letales para simular situaciones de confrontación armada. Algunas versiones sustentan que las réplicas airsoft existen desde 1950 con la aparición de una pistola de juguete “Shootin’ Shell”, de Mattel.

Precauciones:

Ø  Protección ocular y facial. El único riesgo grave de los proyectiles de airsoft son las lesiones oculares.

 

Ø  Protección dental. Otro riesgo durante una partida de airsoft es el impacto en los labios o dientes, por lo que se utiliza una máscara de neopreno que cubre nariz, mejillas y boca.

 

Ø  No disparar a un rival a menos de 5mts de distancia.

 

Ø  Evitar circular con las replicas en áreas públicas por su similitud con armas reales.