cat_tn20110324_countryclubdebogot

Por: David Carlos Noel

El campo de golf denominado Los Fundadores del Country Club de Bogotá, sede de la parada del Nationwide Tour denominada Pacific Rubiales Bogotá Open, es un campo con mucha historia de golf de Colombia. Fue inaugurado el 31 de julio de 1946, con diseño de John Van Kleek. Está a una altura estimada de 2.600 metros sobre el nivel del mar (m. s. n. m.). La altura aquí es un factor de ayuda para los jugadores de pegada corta, pero no tanto los que se pueden clasificar entre los pegadores de larga distancia, cuando el campo está seco, pues la pelota “vuela” en promedio un diez por ciento más en distancia.

Descripción:

Es una cancha cuyo pasto en calles (fairways) y en los greens es el POA. Las distancias de acuerdo a las salidas, patrón de campo (slope) y el patrón de curva (rating) son las siguientes:

Distancia Slope Rating Par
Azules 7,126 yardas / 6,616 metros 72,0 131 72
Blancas 6.683 yardas / 6,111 metros 71,0 126 72
Rojas 6,267 yardas / 5,730 metros 73,8 141 72

Como para un comienzo más descriptivo y que todo jugador de golf quiere saber, el hándicap 1 de la cancha, es decir, el hoyo más difícil lo jugará en la segunda vuelta, es el par 5 de 535 m. (585 yardas) del Hoyo 13, aparte de ser el más difícil le han puesto el número fatídico, para que lo recuerde y que no presagia nada bueno. Y eso no es nada, porque el que le antecede, el hoyo 12, un par 4 de 418 m (457 yardas) lleva bien puesto y con orgullo el hándicap 3 del campo.

El más fácil lo encontrará en la primera vuelta, es el hoyo 7, un par 3 de 164,5 m (180 yardas), desde las azules), pero luego viene el Hoyo 8, otro par 5 de 490 m (536 yardas) que lleva el hándicap 2, que es para no confiarse. El Hoyo 9 digamos es un hoyo táctico, pues aparte de enfrentar a la salida el agua, también la encontrará a unos 260 m (285 yardas) y a la vez a unos 125 metros (137 yardas) de la bandera… como para pensar…

Los hoyos generalmente presentan una calle angosta y con fuera de límites (out of bounds), hacia la izquierda en los tres primeros hoyos; si es de hacer “hook”, le diría que tenga cuidado… en el Hoyo 1 seguro dañará un carro estacionado… Los árboles son los que delimitan los hoyos, uno va y el otro viene y el green está defendido lateralmente por dos o tres trampas de arena no tan profundas, en casi todos los hoyos.

El agua en el diseño de este campo, es más bien decorativa que lo que pueda influir en el juego… solo unos hoyos son intimidantes, como el 13, que en su parte izquierda hay que volar como 180 m (200 yardas) largos. En el 14, se la encontrará, sobre la izquierda a unos 270 metros de la salida (300 yardas) y que enfrentará el green. En el 15 casi no influye… pero como las brujas… que está… está… ya lo verá, pero le aclarará el panorama saber que es un hándicap 17. En el hoyo 17 no se le ocurra pasarse cuando tire a la bandera… puede costarle caro e irse fuera de límites… sea preciso y para terminar el famoso 18… tiene un hándicap 5, pero… fuera de límites en todo su recorrido izquierdo. El lago que tiene enfrente al green empieza sobre el costado derecho a unos 119 m (130 yardas) de la bandera, se mete en el fairway a los 45 metros, aproximadamente (50 yardas y continúa sobre la derecha en todo el diseño del green… ¡Ah me olvidaba!, entre el green y el agua, tiene una trampa de arena (sobre la derecha).

Un campo para disfrutar, bien cuidado, con una vista espectacular desde el tee de salida en que esté. Si tiene oportunidad de ir a Bogotá, intente por todos los medios hacerlo en este campo, y verá que me dará la razón…