tnap9208080193

Durante los siglos XVII y XIX, la motivación para las peleas de boxeo era el dinero, mientras los peleadores competían por el premio, los promotores controlaban las entradas, y los espectadores apostaban al resultado.  El movimiento moderno olímpico reavivó el interés por el boxeo aficionado, que se convirtió en un deporte olímpico en 1904.

Por Omar De La Cruz

En la forma actual, peleas olímpicas y otras peleas aficionadas son típicamente limitadas a tres o cuatro asaltos, el marcador es computado por puntos basados en la cantidad de golpes limpios que hayan aterrizado sin importar el impacto, y los peleadores visten equipo de protección de la cabeza, reduciendo el número de heridas, derribes y nocauts.

El boxeo profesional se mantiene, por mucho, como la forma más popular del deporte globalmente, aunque el boxeo aficionado es predominante en Cuba y en algunas antiguas repúblicas soviéticas. Para la mayoría de peleadores, una carrera aficionada, especialmente en Juegos Olímpicos, ayuda a desarrollar habilidades y ganar experiencia en preparación para una carrera profesional.

¿Cuándo se da el salto?

¿Cuándo estará listo un boxeador aficionado para saltar al profesionalismo? ¿Tendrá éxito? No existe respuesta a esta pregunta. Cada caso es individual, no existe regla de edad o cantidades de peleas realizas para realizar ese salto.

Diferencias entre pelea aficionada y profesional

  • Los aficionados  no reciben pago, usan la careta y solo realizan tres o cuatro rounds de dos minutos cada uno.
  • Los profesionales reciben pago y dependiendo de su nivel, pelean a 4, 6, 8, 10 o 12 asaltos de tres minutos cada uno.

Ambos tienen un minuto de descanso.

Entre los que han tenido exitosas carreras aficionadas e igualmente de profesionales, está Óscar De La Hoya. Nacido el 4 de febrero de 1973, el ex boxeador de padres mexicanos y criado en California fue un impactante boxeador en la década de1990.

Como púgil amateur, se dio a conocer en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, ganando la medalla de oro en las 132 libras, lo que le valió el apodo de “Golden Boy”. Dedicó el triunfo a su recién fallecida madre.  Como aficionado, De La Hoya tuvo récord de 223 victorias, 5 derrotas, 163 triunfos por Ko.

Debutó como profesional el 23 de noviembre de 1992, ganándole por KO en 1 round a Lamar Williams. Acaparó la atención del público rápidamente, su promoción era llamativa para ser un novato en el boxeo profesional.

Con un invicto de 11-0 (10 KO), De La Hoya se enfrentó,  el 5 de marzo de 1994, al invicto campeón mundial Jimmy Bredahl, que ostentaba el título mundial Superpluma OMB. El “Golden Boy” ganó por Ko técnico en 10 rounds y así logró el título mundial.

De La Hoya es el único boxeador en la historia en ganar 10 títulos en 6 diferentes divisiones, reinó en las categorías: Superpluma/Ligero/Superligero/Welter/Superwelter/Mediano. Fue el boxeador mejor pagado de la historia del pugilismo, siempre de la mano de su marketing.

Caso diferente

El panameño Roberto ‘Manos de Piedra’ Durán nació el 16 de junio de 1951, en El Chorrillo; es mundialmente reconocido como el mejor “peso ligero” (135 libras) de todos los tiempos.

Contrario a De La Hoya, ‘El Cholo’ tuvo una corta carrera aficionada y no fue a Juegos Olímpicos.  Realizó 16 combates como boxeador aficionado, ganó 13 y perdió tres.

Durán, quien militaba en el club Cincuentenario, se enfrentó el 21 de junio de 1967, según el diario El Expreso, a Enrique Warren en los pesos moscas (112 libras), venciéndolo por decisión y ganándose el derecho para conformar la selección a los Juegos Panamericano de Winnipeg de 1967. Conflictos en la dirigencia de la Federación de Boxeo Aficionado de Panamá, dejaron fuera a Durán de los Juegos Panamericanos, por lo que decide saltar a las filas profesionales.

El 26 de junio de 1972, en Nueva York, se proclamó campeón mundial de los ligeros al derrotar por Ko en el décimo tercer asalto al campeón de la AMB, el escocés Ken Buchanan.

Hasta su retiro en 2001, Durán obtuvo cinco coronas mundiales en cinco categorías, su récord es de: 119 peleas con 103 victorias (70 por ko) y 16 derrotas.  En 2006, Roberto Durán entró al Salón de la Fama del Boxeo de Los Ángeles y en 2007, ingresó al Salón de la Fama del Boxeo Mundial, en Canastota, Nueva York.

Fue categorizado por la revista Ring Magazine como el 5º boxeador más importante de los últimos 80 años y el más grande boxeador latinoamericano de todos los tiempos y ostenta el récord de ser el único atleta que ha accionado en cinco décadas distintas (60`s, 70`s, 80`s. 90`s y 00`s), además de ser el único boxeador que tiene Ko propinados en todos y cada uno de los asaltos desde el 1ro hasta 15to.

Grandes nombres de nuestro tiempo carecen de medallas de oro en sus carreras: el filipino Manny Pacquiao no tiene registros sobresalientes en el boxeo aficionado y el estadounidense Floyd Mayweather, tuvo que conformarse con la medalla de bronce de los Juegos Olímpicos de Atlanta, en 1996.

Queda claro que al saltar de aficionado al profesionalismo los entrenamientos varían.  El entrenador cubano Roberto Quesada, con experiencia en ambas ramas del boxeo, sostiene que en la planificación del entrenamiento se divide el proceso en estructuras menores y más operativas. Se parte generalmente de un plan a largo plazo o anual (boxeo de carácter amateur), a un plan de 8-10 semanas llamados mesociclos (boxeo de carácter profesional).

El aspecto mental es vital en la motivación de cada boxeador según las etapas que vivan del boxeo. Para algunos el sueño es ser medallista olímpico y para otros ganar dinero y un título mundial profesional.