sh_p1000394_large
Sinónimos de nuestro país en el extranjero son: Roberto “Mano de Piedra” Durán, Rubén Blades y el Canal de Panamá. Sin duda alguna un diccionario selecto y un tanto reducido, pero en el cual, el Nissan Ocean to Ocean y el “Cayuco race”, han estado también forjado un nombre.

Hace 55 años, inició en Panamá una tradición que reúne a los mejores remeros nacionales e internacionales en la cita más importante, extensa y desafiante que pueda existir. Ir de un océano a otro en una actividad que iniciaron los Boy Scouts del capítulo de exploradores de la Zona del Canal, cuando 28 muchachos de entre 14 y 17 años zarparon del puerto de Cristóbal por tres días para cruzar por primera vez el continente americano. Fue hasta 1999, que los “zonians” mantuvieron esta exclusiva tradición ya que con el cierre de las bases norteamericanas por las cláusulas del tratado Torrijos Carter, el Club de Remos de Balboa (CREBA) tomó las riendas.

La Regata Ocean to Ocean pudo haber sido otra más de las actividades que se realizaban en “La Zona” ese universo paralelo al que la mayoría de los panameños apenas conocía cuando encendía la televisión y sintonizar el Canal 8 (Southern Command Network)- y que desaparecería tras el retiro de las bases norteamericanas.
Pero gracias al entusiasmo y el empeño en demostrar que los panameños también podían completar el recorrido, es que el Ocean to Ocean, se ha convertido en una cita tan esperada localmente por remeros nacionales, internacionales, hombres, y mujeres.

Recorrido
La prueba cumbre de la temporada 2009, el Ocean to Ocean está programada del 3 al 5 de abril y como tradicionalmente se sabe, el recorrido constará de tres paradas en diferentes puertos, mientras se completan las 43 millas de la carrera.
Todo iniciará el viernes desde las 3:30 p.m. en el Club de Yates de Cristóbal, cuando más de 100 cayucos, divididos en dos categorías: Juvenil y Abierta esperen la voz del “go” para comenzar a remar y completar las primeras siete millas del recorrido que van de San Cristóbal a las exclusas de Gamboa.
El primer día será la prueba más fácil que enfrentarán los remeros, pues el segundo día, irán de Gatún a Gamboa, lo hace una distancia de 21 millas náuticas e iniciarán desde las 7:00 a.m. para ir terminando al medio día, después de haber completado el “esclusaje”. Para cerrar con broche de oro, el domingo 5 de abril, todos aquellos que aún sientan la fortaleza para continuar irán de Gamboa a Diablo, con un total de 15 millas.

La competencia no será fácil, pues en cada etapa que se complete, a los primeros lugares de cada categoría se les estará dando una “bolita” de seis colores diferentes y quien complete todas del mismo color, se llevará el título de “Master Traveler”.
División
Las categorías bases son: juvenil y abierta, de ella se subdividen, la juvenil masculina, femenina y mixta y de igual manera sucede en la abierta.
En esas divisiones, se destaca el equipo Anacardium, quienes llevan dos años consecutivos apoderándose de la rama masculina juvenil y de conseguir este año el título, podrán retirar copa, es decir, que se llevarán el reconocimiento por obtener una triple copa.
Internacionales
Al igual que en años anteriores, se espera una buena población de remeros internacionales, puesto que hasta el momento hay una participación de estos en las carreras de calentamiento.
Pero como dice un viejo adagio: “Quien prueba algo bueno, no lo quiere dejar”, tal vez sea esa la razón por la que cada año vienen remeros de Costa Rica, USA, Canadá, España, Francia, Inglaterra y Brasil.
Esta es una cita que ningún amante de los deportes extremos se puede perder; el Ocean to Ocean, para la cual se requiere más corazón que valentía.
Cualquiera no se puede dar el lujo de decir: “Crucé el Canal de Panamá, remando un cayuco”.
sh_catalina_large sh_p1000394_large