sh_roller_hockey21

¡Toda una atracción! Es un deporte de contacto, en el que el trabajo en equipo, la agilidad y la agresividad son esenciales.  El hockey sobre patines ó roller hockey, como también se le conoce a esta disciplina, forma parte de la amplia gama de actividades deportivas que se implementan en Panamá.

Por: Isaac Castillero Wilson

A pesar de que se practica de manera recreativa, la intensidad y espíritu de juego que expone el grupo de jóvenes que conforman Panama Hockey, es digno de elogiar.  Estos chicos aseguran que han encontrado el hobby ideal, se reúnen varios días a la semana en el Parque Omar para disfrutar al máximo, todo lo que conlleva esta actividad.

Se considera fue inventado a fines del siglo XIX en Inglaterra por Edward Crawford, como adaptación del hockey sobre hielo. En 1924 se crea la Federación Internacional de Patín, que regula este deporte como el patinaje artístico, de velocidad y el hockey en línea o “rollerblade” que surgió a finales de los 80′.  Los países fundadores fueron: Inglaterra, Suiza, Alemania y Francia. El primer campeonato mundial se realizó en 1926. En las primeras décadas del siglo XX se comienza a practicar en Latinoamérica.

En Panamá sólo se ha implementado de manera informal y Miguel Mihalitsianos uno de los promotores de esta actividad comentó que este conjunto empezó a jugar a principios del 2008, en las áreas sociales de los edificios de amigos, luego pasaron a la Calzada de Amador y terminaron en la cancha del Parque Omar ya que es lisa y  facilita el patinaje.

 

Agregó que: “Varios de los que jugamos somos fanáticos de la National Hockey League (NHL), que es hockey sobre hielo, como en Panamá no hay hielo, lo más cercano es el Inline Hockey. Su velocidad, fineza y explosividad nos cautiva”.

En la pista

Al espacio de juego llegan profesionales y estudiantes; hombres y mujeres, que  buscan descargar su energía en minutos al dividirse en conjuntos nivelados de 3 participantes (así lo amerita el escenario).

 

Una vez arranca la “birria” como le llaman sus practicantes a las jornadas de juego, el primero de los equipos que reciba 4 anotaciones, le da paso al tridente retador para enfrentar a los vencedores y así sucesivamente, aunque en ocasiones cambian este mecanismo por partidos más largos.

 

Para poder desarrollar de manera esencial esta disciplina, es necesario saber patinar, tener control sobre el palo e igualmente el poder trasladar y tirar el disco, aunque son detalles que se van desarrollando con la práctica.

 

A pesar de lo emocionante que puede ser el roller jockey, no se puede descartar lo terrible que pueden llegar a ser las lesiones, puesto que los choques con compañeros y rivales o impactos contra el suelo suelen darse.  Para protegerse utilizan coderas, rodilleras, muñequeras pecheras, los guantes, pantalón y casco.

 

 

Las partes del cuerpo más propensas a lesiones son: rodillas, muñecas, ingle y tobillos, aunque al nivel que lo juegan estos aficionados no se ha dado ningún caso serio pues no permiten el contacto intencional e igualmente se protegen.

De momento a estos “birriosos” les gustaría que este deporte se desarrollase formalmente en Panamá, por ello exhortan al público a sumarse a las prácticas.  Además de ser un buen ejercicio, cuentan que quienes lo han practicado por primera vez quedan entusiasmados para seguir.

 

Dato: Cuando el equipo jugaba en el Causeway, se llegaron a unir canadienses y estadounidenses que practicaban este deporte a buen nivel en sus países.

Valor: En el roller hockey los equipos pueden estar integrados por máximo 14 jugadores de los cuales 5 entran a la cancha incluyendo al arquero. El objetivo es anotar el mayor número de goles en el arco contrario. Se juegan dos tiempos de 20 minutos, en los que cada conjunto tiene derecho a pedir un descanso. En torneos eliminatorios se acostumbra, como en el fútbol, en caso de empate a jugar una prórroga; si a lo largo de ésta no hay un ganador se pueden jugar tandas de penaltis. Las canchas profesionales deben ser de 40m a 61 m de largo y de 20m a 30m de ancho.