sh_beis_021

El “Rey” de los deportes en Panamá tendrá una fiesta singular, un nuevo castillo será inaugurado y se ha preparado un banquete deportivo para rendirle tributo al número uno en todo el territorio nacional.

José Pineda

La fiebre que apasiona el panameño alcanzará su máxima ebullición en el torneo mayor, allí el verano se hace más caliente, el amor por su equipo crece y la fiesta que apasiona se toma todo el país.

Ningún otro deporte tiene la fuerza motora del béisbol, ninguno es capaz de llenar estadios en toda la República… sólo su Majestad el “Béisbol” pone de rodillas a cientos de miles de aficionados que deliran por una carrera, un ponchado, un imparable y hasta mueren por un “bombazo” de cuatro esquinas.

Hoy iremos al análisis, algo así como un repaso por las novenas, algunas jugadas estratégicas, cambios sorpresivos y la presencia de peloteros alaridos, de esos que nunca mueren.

¡Abran paso, viene el Campeón!

No hay de otra. La calle se ha llenado y todos bailan al mismo ritmo de la mejor tuna del Carnaval. Abran paso, que vienen los campeones.

La tropa santeña, monarca nacional viene con fuerza, garra y mucha confianza. Sus peloteros están en mejor forma al arranque del torneo y la máquina del triunfo esta aceitada y bien afinada.

Este año tendrán nuevamente al estelar lanzador derecho colombiano, Javier Ortiz, que se ha entrenado con el equipo desde el 27 de enero. Ortiz sorprendió con su llegada temprano a los entrenamientos y su estado físico es mejor que el del 2008.

El campeón no baja su guardia, ha mejorado con nuevas figuras y su cuerpo técnico, comandado por Arístides Bustamante, tendrá el apoyo de mejores colaboradores.

Pero no todo lo que brilla es oro, el equipo no utilizará al relevista estelar, Diómedes García que viajará a inicios de marzo a Florida, para entrenar en las fincas menores de los Piratas de Pittsburgh.

¡Casa nueva, vida nueva!

sh_luces_-o._torrijos

Seguro que el equipo jugará motivado y no es para menos. Los Indios de Veraguas destaparán la champagne de la alegría cuando se abran las puertas del nuevo y lujoso estadio Omar Torrijos de Santiago.

Un coloso maravilloso, emblema del deporte nacional y recinto estelar del béisbol en el interior de la República.  Un campo de juego con capacidad para unos 8 mil aficionados, todos comodamente sentados.

Tablero electrónico de lujo, moderno… con un sistema de sonido especial y asientos de butacas en todas las localidades. Un terreno de juego de arcilla molida y grama bermuda. Palcos privados, cabinas de radio y televisión, más de 200 estacionamientos y una estructura futurista, capaz de albergar partidos del béisbol de las Grandes Ligas.

Veraguas estará motivada y llena de ilusión. Su equipo debe ir a la guerra, allí tendrán a Freddy Herrera, su gran capitán, figuras nuevas como Otto Castillo y David Montilla, veteranos de guerra como Abrahan Atencio y Joel Vega y la recientemente figura incorporada de Víctor “Porritín” Almengor, para jugar en el campo corto.

¡Ojo con Bocas del Toro!

Un rival de cuidado para esta temporada sin lugar a dudas será la tropa tortuguera, la tropa de Bocas del Toro.

Los mimados de Vinicio Robinson tienen en sus filas a tres estelares lanzadores, capaces de hacer valer el concepto de la más regia rotación abridora de todo el torneo. Miguel Gómez, Luis Machuca y Alberto “Rocambo” Acosta, son los tres ases de la colina que le dan a Bocas del Toro una gran profundidad.

Pero no todo está en la lomita, Bocas del Toro, puede sacar la madera y correr como conejos en los senderos. El uno y dos a la ofensiva, compuesto por Adolfo “Catirita” Rivera y Valentino Arce promete muchas bases robadas, muchas carreras y además mucho respeto ante cualquier receptor.

No será igual al 2008, ahora el manager será Ray Anglada, una destacada figura de la pelota cubana, campeón mundial y entidad que inspira respeto dentro y fuera del colectivo bocatoreño.

Bocas suena para grandes cosas, lo único que resta es jugar y demostrar que se puede hacer en lo práctico, todo lo que se ha soñado en la teoría.


Otras cositas…

Hablemos cortitos de otros equipos:

_ Herrera: No jugará en el Rico Cedeño, Roger Deago, el “Dragón” será su figura estelar en la lomita. Tendrán como sede el nuevo Omar Torrijos, mientras se construye el Rico Cedeño. Willy Lebrón, el derecho dominicano, estará nuevamente con el equipo.

_ Coclé: La “Leña Roja” no arde desde hace mucho tiempo. Variantes alaridas, tienen de vuelta a Roberto Gutiérrez, sumen a César Quintero y Rodrigo Tello. Suenan bien, los “arrastra latas”.

_ Chiriquí: Bueno… no es tan fuerte como en otros años. Ya no tendrán a Alfonso Urquiola como manager. Perdieron a Sergio Araúz y a Eddie Serrano que ficharon con Panamá Metro. Siguen Maurice Loupadier y César “Manga” Quintero.

_ Colón: No mete miedo como al inicio de la historia de este deporte en Panamá. Subieron al juvenil Jorge Bishop… algo satisfactorio.

_ Chiriquí Occidente: Una tropa que siempre da batalla. Jugarán en su casa, la “hoguera” Glorias Deportivas Baruenses. Alfonso Urquiola será el nuevo manager.

_ Metro: Bueno, Metro es Metro y en la mayor huele a que vienen bien preparados. Cristóbal Girón será su manager y las cosas parecen cambiar. Regresa Juan “Curva” De León, un derecho dominicano de brazo de hule, con fuerza y mucha inteligencia.

_ Vaqueros: No creo que suban la loma, poca fuerza, sin novedades en su lista de refuerzos y un handicap por debajo del cero.

¡Viva el Béisbol!