sh_sh_tecnologia_y_decisiones_arbitrales

Sentenciar jugadas para evitar discusiones entre los participantes, es la principal función de los árbitros aunque cumplir este cometido en los últimos años, ha sido un desafío cada vez más exigente.

Por: Isaac Castillero Wilson

Como alternativa al dictaminar un juicio, varios deportes han recurrido al uso de la tecnología como apoyo al equipo arbitral durante el desarrollo de la actividad.  Entre los avances conocidos sobresalen:

Tenis: El “ojo de halcón” es un sistema de cámaras y un programa informático que comprueba si realmente la pelota ha entrado en la cancha.  El juego debe detenerse para hacer la comprobación, por lo que no se utiliza en todos los puntos.

Baloncesto: Para la NBA, una jugada polémica implica recurrir al video; aunque no es una opción muy usada para evitar tanta interrupción, pues hay que detener el juego. Se da para aclarar dudas de si una canasta entró fuera de tiempo.

Béisbol: El “Instant Replay”, se revisa con ayuda de cámaras de televisión para jugadas dudosas para determinar si los elevados superan la valla, si los posibles cuadrangulares son foul, si hubo interferencia de aficionados en algún cuadrangular.

Foto finish: Sistema utilizado en deportes como el ciclismo y el atletismo.  Consiste en tomar varias fotografías de los primeros en llegar a la meta. Así se puede comprobar quién ha sido el ganador.

Esgrima: Para saber si el competidor ha tocado al adversario, se utiliza una espada con punta especial que emite una señal al hacer contacto con el vestido del oponente.

El balompié se resiste

El atletismo, cricket, football americano, y natación son disciplinas que han solventado cuestiones de precisión en el deporte profesional.  La tecnología define casos donde el éxito depende de un centímetro, una centésima y no en su totalidad del ojo del réferi como en el fútbol.

“Si convertimos el deporte en una ciencia, le quitamos la emoción. Ya nadie discutirá si hubo posición adelantada, si una falta fue dentro o fuera del área”, son algunos de los argumentos que en reiteradas ocasiones ha manifestado a medios internacionales, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

 

Sin embargo, la actuación arbitral en el pasado mundial de Sudáfrica abrió la puerta al dilema sobre la implementación tecnológica en el balompié.  Esto se debe a los errores cometidos en octavos de final, al no decretar un gol del inglés Frank Lampard de Alemania, donde la pelota entró y salió al estrellarse en el travesaño, o la anotación del argentino Carlos Tévez, contra México en posición adelantada.

 

Semanas después de haber finalizado el mundial, Blatter declaró en fifa.com que se reabriría el expediente de la tecnología de línea de meta. “Es un proceso que sigue en curso en la FIFA y en mi agenda personal. En octubre o noviembre presentaremos un nuevo modelo de mejora del arbitraje de alta competición”.

 

Entre los elementos ideados para mejorar los arbitrajes en partidos de élite, a pesar de la resistencia de los máximos organismos del fútbol internacional al aplicarlas figuran:

 

  • Cámaras y repeticiones: las cámaras lentas y los múltiples objetivos no se pierden un lance del juego. La UEFA y la FIFA no permiten a sus colegiados utilizar estos elementos.
  • Sprays: un pequeño aerosol que marca la posición de barrera y balón y que se borra a los pocos minutos para evitar que se muevan los jugadores de su posición.
  • Balón inteligente: un prototipo el cual la FIFA se ha apresurado a decir que de momento no contarán con él. Este balón contiene un sistema de localización GPS que le permite cambiar de color en función de la situación de este. Ejm: cuando entra en la portería o cuando el jugador que lo lleva ha caído fuera de juego.
  • Ojo de halcón: ubica la posición del esférico con un error milimétrico, que ayudaría a evitar los ‘goles fantasma’.
  • Micrófonos: son los únicos sistemas implantados que ayudan a mejorar el diálogo entre árbitros en los partidos.

 

Para muchos es un debate complejo, como lo expresó el experimentado narrador deportivo David Samudio: “Sería ideal para jugadas de anotación, porque son las más determinantes; aunque es difícil imaginar un partido de alto nivel en el que mientras el árbitro analiza en un monitor la legitimidad de un gol, 50 mil personas esperan la confirmación”.

 

Por su parte, Roberto Moreno árbitro panameño de talla internacional, considera que el fútbol es pasión y polémica.  La incorporación de un monitor no garantiza la eficacia de la decisión y es que inclusive, viendo la repetición de una jugada una y otra vez en TV es difícil ponerse de acuerdo sobre lo ocurrido.

 

Sin la ayuda de la repetición audiovisual (TV ó Internet) para el detalle de estas jugadas no estarían evidenciados los errores. El uso de nuevas  tecnologías  en el fútbol dentro y fuera de la cancha, es una realidad que pone en debate las limitantes humanas que en ocasiones son comparadas contra 32 cámaras.

 

Por el momento, la tecnología sólo funciona para suspender a un hombre de negro o multar un jugador que exagera una falta; pero todavía no tiene incidencia sobre el resultado, que es lo que reclaman quienes piden transparentar el fútbol.

Las posturas…

SÍ.

La FIFA debe decidir si admite las nuevas tecnologías para evitar fallos que desvirtúan el fútbol.  Hoy, resulta necesario el uso de las repeticiones en video para corregir, al menos las equivocaciones en las principales jugadas (goles fantasma, fueras de juego al marcar) e incluso desterrar la eterna crítica a los árbitros (un problema difícil pues es imposible que éstos acierten siempre e incluso no hay manera de que observen ciertas jugadas).

 

NO.

Dónde se pone el límite para que un árbitro recurra al monitor?  En ocasiones, después de ver una y otra vez la repetición, los especialistas no se ponen de acuerdo en el veredicto.  Hay que cuidar este tema, pero no con dispositivos tecnológicos que alejen al fútbol de su esencia, sino con más y mejores recursos humanos. La solución de incluir jueces de área en la Europa League, podría ser una primera medida.

Entre las jugadas más polémicas del fútbol

1966: El gol de Wembley en la final del Mundial, tras un disparo de Geoff Hurst, la pelota golpea en la parte inferior del larguero y bota. Entonces no se pudo constatar si el balón había rebotado detrás de la línea de gol. Esto significó el 3-2 para Inglaterra ante Alemania. El árbitro suizo Gottfried Dienst concedió el gol tras consultar con el juez de línea soviético Tofik Bachramov, Inglaterra se proclamó campeona mundial 4-2. Durante décadas se discutió sobre la cuestión y después de análisis científicos se supuso que no fue gol.

1982: En la semifinal del Mundial contra Francia, el arquero Toni Schumacher entró brutalmente fuera del área, sobre el francés Patrick Battistom, quien sufrió lesiones en la columna, conmoción cerebral y pérdida de dos dientes. El árbitro Charles Corver no sancionó la falta y Schumacher fue insensible al indicar: “Le pago los dos dientes”.  Posteriormente los jugadores se reconciliaron.

1986: La “mano de Dios” entra en la historia del fútbol, en cuartos de final Diego Armando Maradona salta más que el arquero inglés Peter Shilton y cabecea el balón a la red. Todo claro al parecer, pero la imagen en cámara lenta revela lo que no vio el árbitro tunecino Ali Ben-Naceur. Maradona metió el gol con el puño y no con la cabeza. La selección Argentina se proclamó campeón del mundo.

 

Sabías qué…

v  Los últimos Juegos Olímpicos de Pekín, Omega desarrolló un sistema que permitía capturar 3 mil fotos por segundo, infalible a la hora de decidir quién había ganado una carrera en el ‘fotofinish’.

v  En las regatas se utiliza el sistema de localización (GPS) para determinar la posición exacta de un barco, en maratones (el GRPS) sirve para marcar los lapsos de tiempo de los atletas.