sh_ap100312111063

El recién finalizado Mundial de Atletismo Bajo Techo de Qatar deja un  sabor amargo y de profunda reflexión para Irving Saladino, al no poder pasar de la ronda de clasificación, lo que enciende una alarma sobre su forma física.

Por: Omar De La Cruz

Saladino fue el único atleta nacional en asistir a la edición número 13 del
Mundial de pista cubierta, luego que el subcampeón mundial de los 200 metros planos,

el panameño Alonso Edwards anunció su ausencia por considerar que no estaba listo para la cita en Qatar.

El moderno Aspire Dome de la capital de Qatar, Doha, fue el escenario
de esta  primera cita destacada del atletismo mundial en el  2010, un año sin mundial al aire libre, ni juegos olímpicos. El Mundial  al aire libre será  Daegu, Corea del Sur, en el 2011 y Londres, en el 2012, albergará los Juegos Olímpicos de verano.

 

El Mundial en Pista Cubierta se celebró del 12 al 14 de marzo pasado.

Qatar es un emirato del Oriente Medio, ubicado en una pequeña  península, siendo el segundo país de menor extensión del Golfo Pérsico, después de Bahréin. Limita con Arabia Saudita por el sur y el  resto de su territorio está rodeado por el Golfo Pérsico.
Esta nación es rica en reservas de petróleo y gas, siendo el tercer país con este tipo de reservas del mundo.

La competencia

Saladino llegaba al Mundial con la etiqueta de campeón olímpico, logro obtenido en el 2008, en  Beijing, China, con un salto de 8,34 metros; sin embargo, el favoritismo en Qatar recaía en el sudafricano Godfrey Mokoena, quien al final se quedó con la de plata.

Expertos de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF por sus siglas en inglés) habían advertido días antes del Mundial, que la falta de actividad de Saladino era su principal impedimento para aspirar por el primer puesto del Mundial Bajo Techo.

‘EL Canguro’ colonense vivió en Qatar su primera competencia de 2010,  luego de varios meses inactivo debido a una lesión.

La medalla de oro del Mundial Bajo Techo es uno de los pocos galardones dorados que no posee Saladino, quien ya fue subcampeón mundial de salto largo en pista cubierta, en el Mundial del 2006 en Rusia, cuando saltó  8,29 metros. La mejor marca en pista cubierta del criollo es de 8,42 metros, en el 2008.

En Qatar, Saladino sólo llegó a los 7,80 metros, distancia que no le sirvió ni siquiera para entrar a la ronda de finalistas. En el emirato se proclamó campeón el australiano Fabrice Lapierre con un brinco de 8,16 metros.

Irving tenía tres intentos para lograr un salto que le mantuviera con vida, siendo el mínimo requerido 8,00 metros, pero el saltador panameño cometió falta en dos saltos.

Saladino oficialmente ocupó el puesto número 12 de la prueba de salto largo en el Mundial, actividad que se efectuó el pasado 12 de marzo.

Previo a esta prueba, en agosto de 2009, en el Mundial al Aire Libre de Berlín, Saladino terminó eliminado en la final tras fallar en tres saltos seguidos.  En ese Mundial su mejor salto fue de 8,16 metros.

En el 2008, previo a los Juegos Olímpicos, Saladino logró sus mejores marcas, 8,42 metros en pista cubierta y 8,73 metros al aire libre, siendo esta última, la séptima mejor distancia alcanzada en toda la historia del salto de longitud.

Reacciones
El propio Saladino reconoció que la falta de actividad y competencia en los últimos meses, además de la recuperación de su lesión, dificultaron su rendimiento, aunque espera reponerse pronto.

Florencio Aguilar, quien entrenó a Saladino en sus inicios, parece haber identificado las fallas que lo han llevado a los fracasos en sus últimas competencias.

Horas después de la competencia de Qatar, Saladino conversó con Aguilar y le dijo que el entrenador del legendario saltador cubano Iván Pedroso, le aconsejó corregir su carrera.

Para Aguilar, ahí está la clave de todo. “Saladino está teniendo  problemas en su carrera. Él no tiene la velocidad que tenía Carl Lewis y, por eso, cuando está cerca de la tabla, debe cambiar de ritmo”.

“Saladino debe corregir eso y está a tiempo de hacerlo, de lo contrario, seguirá cometiendo las mismas faltas” sostuvo Aguilar.

Pedro Aguilar, quien preside la comisión técnica del Comité Olímpico de Panamá (COP), considera que Saladino debe evaluar cambiar de entrenador.

“La Federación de Atletismo debe evaluar si el panameño debe seguir con el mismo entrenador, ya que él no puede seguir compitiendo cada seis meses, debe tener más continuidad” sostuvo el directivo del COP.

Luego del fracaso de Saladino en Qatar, el Instituto Panameño de Deportes emitió un comunicado con una clara postura sobre esta gloria de deporte panameño.

“Pandeportes, al igual que toda la afición panameña, mantiene preocupación por los últimos resultados logrados por Saladino, entre ellos la eliminación en los dos grandes certámenes en que ha participado, como son el Campeonato Mundial en Alemania en agosto de 2009 y  en el Mundial Bajo Techo 2010, en Qatar. Pero la entidad rectora del deporte panameño considera que es el momento en que más respaldo necesita Saladino, para lograr la recuperación y que vuelva al más alto sitial”, señaló el comunicado de las institución.

Saladino se prepara para recientes citas regionales como los Juegos Centroamericanos en Panamá, y los Centroamericanos y del Caribe en Puerto Rico, donde ‘El Canguro’ buscará recuperar la confianza, las marcas, las victorias y el brillo que tiene este prócer del olimpismo panameño.