DSC_0074La espera de los fanáticos llegó a su fin, cuando este 25 de febrero inicie con 11 provincias. Cada una busca llegar a la cima para convertirse en jerarca de la pelota panameña.

Por: Humberto Cornejo
Fotos: Isaac Castillero Wilson

Con las palabras de “play ball” todas las novenas saltarán al diamante en busca del ansiado título, pero solo algunos parten como favoritos para llevarse esta edición del torneo.

La novena de Los Santos, actuales campeones del torneo mayor, parten como serios candidatos para llevarse una vez más el título. Sus tres celebraciones en los últimos cuatro años los ponen en la palestra como uno de los rivales a batir en este certamen. Aristides Bustamante tiene buenas noticias con el retorno del ex grandes ligas Ramiro Mendoza, quien después de un año sabático, brindará su experiencia y solidez al cuerpo de lanzadores. Adicional a la llegada de Roger “El Dragón” Deago y Eloy Moreno, el conjunto santeño presentará un cuerpo de serpentineros más que interesante.

Los Tortugueros
No se quedarán atrás. Con dos subcampeonatos consecutivos, solo piensan que la tercera será la vencida, guiados por el veterano entrenador Aníbal Reluz. Bocas del Toro, con una de las nóminas más polémicas del béisbol nacional, suma este año a otras tres figuras que no son de la provincia, causando incomodidad en los demás presidentes de ligas provinciales. Ellos son los chiricanos Ángel Chávez, Jonathan Saavedra y Anwar Samudio, lo que convierte a este elenco en uno de los más completos, pues casi todos son peloteros de la selección.

roger-luquePanamá Oeste
Tendrá esta campaña a Rodrigo Merón como su entrenador, quien buscará igualar o mejorar la presentación al año pasado, cuando alcanzaron el tercer lugar. El venezolano Carlos Álvarez, líder en la rotación de los vaqueros, estará en su tercera campaña y viene con la meta de llegar a su primera final en estos torneos. Una baja sensible que tendrá este conjunto es la pérdida física del jardinero derecho Gonzalo “Chalo” González, quien falleció en noviembre pasado.

Panamá Metro
Cambia esta campaña de timonel y ponen a Alex Zapata en la dirección técnica, después de tres años con Cristóbal Girón, quien los llevó a alcanzar el título de 2009.

Este conjunto mantiene su núcleo de jugadores jóvenes en cada una de sus posiciones y con veteranos como César “Manga” Quintero y Eddie Serrano, hacen una mezcla interesante. Sin duda, la adición más importante es la de Juan “Curva” De León, quien regresa después de jugar el año pasado en Japón y que ha prometido buscar otro título con la novena metropolitana.

Herrera
Es otra novena de la cual se espera mucho. Busca dejar en el olvido el fatídico 2011, al no lograr pasar de la ronda regular. Para dejar esto atrás, hacen cambios en la dirección técnica y llaman al experimentado manager José Murillo, quien regresa después de 2009, cuando condujo la tropa de Veraguas.

Se espera que los bates exploten como en años anteriores, comandados por el veterano Audes De León, para ser una vez más uno de los serios contendientes para este torneo. Tienen entre sus bajas a Roger “El Dragón” Deago, quien jugará para Los Santos.

Veraguas
Los Indios de Veraguas no se quieren quedar atrás y esperan mejorar la actuación del año pasado. Luis Muñoz será el director de este equipo joven, que mantiene su base, que les brinda velocidad y buen bateo.

Chiriquí
Este año pone su mirada al futuro y dejan los nombres a un lado para presentar jóvenes promesas de las provincias que en un futuro llegarán a ser leyendas. Los hermanos (Ashley y Dimas) Ponce, Rodrigo Vigil y Jeffer Patiño forman parte de esta transición. Diomedes Kaa regresa como el encargado de dirigir a este equipo que el año pasado se quedó corto en alcanzar su objetivo.

Los otros conjuntos como Colón, Coclé, Darién, y Occidente tendrán que hacer mucho para mostrar una mejoría. Los darienitas fueron el torneo pasado el caballo negro del torneo al conseguir cinco victorias y complicarle la vida a sus contrincantes.

DSC_0959Sistema de competencia
La Federación Panameña de Béisbol (Fedebéis) aprobó en una reunión plenaria una serie de cambios que implementará en el Campeonato Nacional Mayor 2012.

Entre los cambios más importantes acordados por la dirigencia se dejó establecido un nuevo sistema de competencia.
En torneo se jugará con un sistema de todos contra todos a dos vueltas – 20 partidos por equipos- en la ronda regular, de donde avanzarán los ocho primeros equipos a la segunda etapa, que será dividida en dos grupos.

Esto añade más expectativas al torneo, ya que en la categoría juvenil el cambio resultó un éxito, obligando a los equipos a buscar la victoria hasta la última jornada y así quedar entre los mejores puestos.

Salarios
La dirigencia también aprobó un tope salarial en el torneo mayor, conforme al nivel mostrado de los peloteros.

La escala salarial arrancará de cero y tendrá un tope de 5 mil dólares para aquellos jugadores que han sido grandes ligas.

El tope tendrá sus diferentes escalas dependiendo del estatus del jugador, iniciando con el pelotero criollo, los que se encuentran en la Selección Nacional (tres mil dólares), los que han jugado en Ligas Menores y los que jugaron Grandes Ligas (cinco mil dólares).