Cuando los peloteros del torneo mayor de béisbol de Panamá salgan al terreno de juego, el reto será con ellos mismos, el evento trata de reinventarse y superar a la categoría juvenil, parece una propuesta difícil de superar, pero no imposible de alcanzar.

El béisbol nacional ha sufrido una transformación impresionante, el uso de las redes sociales por la juventud, el apoyo a los peloteros regionales y la buena calidad del certamen juvenil, han hecho que ahora, la fiesta del mayor, tenga que lucir más “pomposa” para poder sumar aficionados.

Ya no es un secreto el éxito de los juveniles y sus estadios abarrotados, cosa que la categoría mayor debe emular y superar, para poder mantenerse como uno de los eventos más visitados por los aficionados en el verano deportivo.

Vamos al análisis del torneo mayor y sus expectativas, algo diferentes a otros análisis:

Refuerzos extranjeros: la limitación de traer exclusivamente refuerzos lanzadores hizo que la competencia se pusiera al rojo vivo en el torneo nacional mayor pasado.

Pero solo incluir refuerzos lanzadores podría también crear una monotonía en los aficionados. Para asegurarse que todo mejorará en ese aspecto, la Fedebeis abre el compás y los equipos pueden importar jugadores de cuadro, para tapar algunos huecos en sus plantillas.

Series a 7 juegos en “play off”: una vez disputada la ronda regular de todos contra todos, se jugarán series a 7 juegos en la etapa de clasificación, enfrentando al 1-8, 2-7, 3-6 y 4-5 según como lleguen entre los 8 mejores del torneo, pero a diferencia del 2017, todas las series se jugarán en un sistema a 7 juegos.

El torneo requiere de algunos incentivos a la afición, con sistemas de juego mucho más atractivo, por lo que se producen estos cambios que ya han sido exitosos en el certamen nacional juvenil.

Sistema de estadísticas online: una de las cosas que va a impresionar en el Torneo Nacional de Béisbol Mayor, será el nuevo sistema de estadísticas de la categoría mayor, la cual será implementada por primera vez en la historia de nuestra pelota.

Un grupo de ingenieros comandados por el Presidente de la Liga de Coclé, Frank Terracina elaboraron un programa de datos que funcionará en la web page de Fedebeis, y donde diariamente se actualizarán las estadísticas de por vida de los peloteros panameños.

Ya el sistema hará que todos sus numeritos sean oficiales, y tanto los aficionados como los peloteros y el resto de la población pueda apreciar los récords del béisbol mayor online y garantizada diariamente.

23 de marzo; Herrera vs Chiriquí:  el día más grande del torneo será sin duda el 23 de marzo de 2018, cuando se midan los equipos de Herrera y Chiriquí, dos viejos rivales, tradicionales, en la inauguración del nuevo estadio Kenny Serracín de David, Chiriquí.

Después de casi dos años sin béisbol en el Kenny Serracín se abren las puertas por primera vez y será para un clásico de la categoría mayor. Moderno, lujoso, con un terreno e iluminación tipo MLB, asientos especiales, estacionamientos y mucho más.

Será la noche grande y de lujo del torneo nacional mayor y de la temporada en general.

El balance de equipos:

Chiriquí: lo veo favorito, será el segundo año de José Murillo III con la novena del Valle de la Luna. Tremendo pitcheo y casi seguro, la presencia del ex de los Filis, Carlos Ruiz que ha mostrado todo su interés de jugar con su provincia en el torneo mayor.

¡Woooooo Calicho!

Herrera: ahora con nuevo manager, regresa el cubano Israel Delgado, quien llevará a la juvenil a la corona en la temporada pasada. Muchos jóvenes, equipo sumamente rápido y creo que ha llegado su momento.

Los Santos: un año de despedida para “Trompo” Muñoz, se nos va un guerrero detrás del plato. Su equipo luce bien, puede llegar lejos.

Metro: un equipo que no puedes descuidar, por allí suena muy fuerte la llegada de Yeliar Castro ya recuperado, esperemos pueda ayudar al bullpen de los metrillos.

P. Este:debuta en el mayor, se completan los 12 equipos, algo para la historia, primera campaña bajo las órdenes del manager Vicente “Chente” Garibaldo.

Coclé: no mucho que cambiar, algo así como lo mismo del año pasado, esperemos mejoren posiciones.

Bocas del Toro: pudiera sorprender, aún sin estadio, no hay fecha todavía para la apertura de su nuevo Calvin Byron.

Veraguas: Indios tienen ganas de salir de la oscuridad, pero aún sin aparecer el Dios del Trueno… no será fácil para ellos, pero pueden mejorar algunos puestos.

Colón: el campeón sale a defender, pero no tendrá ni a José Camarena detrás del plato, ni a Davis Romero en la lomita.

Occidente: duros años ha vivido, posiblemente no se juegue en casa por la reconstrucción del nuevo estadio de Puerto Armüelles, pero con opciones de cambiar su rosto.

Darién: pocos comentarios, pocos avances, sigue siendo Darién

P. Oeste: jugarán en el Horacio Mena como la juvenil, pero su manager José Rodríguez tendrá otra oportunidad para mejorar algunas cosas. Un equipo que no termina de mejorar.

¡Viva el Béisbol!

Luis Castillo será vital en el sistema ofensivo coclesano para esta temporada.

 

Carlos Sánchez con otra campaña en la tropa bocatoreña.

 

Rodrigo Merón vuelve a ser el timonel de Metro.

 

El zurdo coclesano vuelve a su tierra tras llevar a Colón al campeonato en 2017.

 

El zurdo chiricano Andy Otero sigue siendo el primer abridor de Chiriquí.