sh_fary-levy

¡Llegó para quedarse! durante los últimos meses, las riendas del deporte panameño han estado bajo el mando de una profesional que desde entonces ha venido rompiendo paradigmas

Por: Isaac Castillero Wilson

Farank Levy fue designada el pasado diciembre, como directora del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes); un gran desafío para esta jerarca, quien ha sido centro de atención de muchos medios de comunicación.

 

Ante el interés de conocer lo que ha representado ejercer este cargo público, Sports & Health entrevistó a la primera mujer en desempeñar esta función en
Panamá.

Usted es la primera mujer en asumir la Dirección General de Pandeportes ¿Qué significado para usted esta asignación?

Es un reto. Saber que tienes la oportunidad de hacer cambios positivos, donde solo se necesita voluntad y tener las personas correctas a tu lado; sin duda, ha cambiado mi vida.

 

¿Cómo es que se vincula con esta función?

Estoy aquí, porque se me ofreció la oportunidad de administrar una institución que pasaba momentos difíciles y acepté.

 

¿Vínculos con el deporte?

Como cualquier otro panameño, considero que lo más importante es saber administrar.

 

¿Cuál ha sido su trayectoria profesional?

He sido la mano derecha de mi padre en el negocio familiar (Sedería Dallas), debo confesar que a él no le gustaba mucho la idea de alejarme del negocio.  Pero sentí que si tanto me quejaba de los gobiernos, y creía que tenía algo que aportar, este era el momento de hacerlo. Antes de Pandeportes, estuve como subdirectora del Instituto Nacional de Cultura y directora de la Oficina del Casco Antiguo.

Siente afición por algún deporte en especial

Por supuesto. Practico el baloncesto, patinaje, y bolos, intenté tenis pero no me fue bien. Aunque difícil de creer, todos los deportes me gustan (unos más que otros). Trato de no perderme una pelea de boxeo, y me encanta ir a los juegos de béisbol.

 

¿Cuál es su grado de compromiso con el deporte nacional?

Muy alto. Además de equipamiento, sé que los jóvenes necesitan mucho apoyo emocional. Siento orgullo de nuestro país, y de los atletas que con mucho esfuerzo tratan de dejarnos en alto.  Mi compromiso es con el atleta y con los sueños de triunfo de los niños por medio de esta actividad y de la educación.

 

¿Cuáles son las principales dificultades que ha encontrado en la entidad?

Al principio demasiada burocracia, adicional al temor de algunos trabajadores, que tal vez me prejuzgaron. Ahora que conocen mis intenciones, están más dispuestos a que juntos, levantemos el deporte. Mi equipo de trabajo está listo para hacer que las cosas sucedan, ser facilitadores y llevar el deporte a todos los rincones del país. Debo decir que hoy día, cuento con un equipo de trabajo comprometido.

 

Algún logro que resaltar en el corto periodo de su mandato:

El programa de verano feliz, la culminación del Estadio Rico Cedeño, la realización de los IX Juegos Centroamericanos junto al Ministro Jimmy Papadimitrius y todo el equipo de trabajo. Adicionalmente, obtener la sede de las Olimpiadas Especiales 2012 y de los juegos CODICADER 2011, la pista de atletismo en la Ciudad Deportiva Irving Saladino (muchos desconocen que no estaba incluida en el proyecto y que su adición fue una gestión de este gobierno) y brindar mayor apoyo a los atletas.

 

¿Qué hace falta para mejorar el desarrollo del deporte en Panamá?

Más instalaciones, becas, implementos, capacitaciones para técnicos y atletas; más torneos de fogueos y eventos internacionales para todas las disciplinas. Trabajar en conjunto con las federaciones y el comité Olímpico en cuanto a los atletas de alto rendimiento e igualmente de la mano con las comunidades, escuelas y Universidades para masificar y elevar el nivel deportivo.

Algunos medios le apodan la “Faraona” ¿Qué opinión le merece esto?

Se siente raro, es un término egipcio que significa reina, y no me veo así; en ese sentido soy muy sencilla, no me creo superior a nadie.

 

Cuando lee alguna crítica por sus acciones ¿Cómo reacciona?

Si la noticia no contempló la versión de Pandeportes y afecta nuestra labor, llamo al medio o al periodista para darle nuestra versión. Me pongo a su disposición para cualquier otra duda, sin el ánimo de crear controversia. Considero que para ser objetivo hay que escuchar todas las partes; si se trata de una denuncia, llamar a mi equipo de trabajo para investigar y solucionar rápidamente.

 

¿Cómo es un día normal para usted?

Resolver, atender a los diferentes miembros de las Federaciones, atletas, dirigentes deportivos y todo el que requiera de Pandeportes y brindarles soluciones reales y rápidas.

 

¿Qué ha tenido que sacrificar, -dicho en buen plan- por mantenerse en la búsqueda de un mejor sitial para Pandeportes?

Dedicar la misma calidad de tiempo a  mi familia y esposo (Gerald Castillo), aún cuando su apoyo es incondicional, sin él no estaría donde estoy. Por ello, cuando estoy fuera de Pandeportes trato de compartir con mis seres queridos.

¿Cuáles son los principios básicos en su familia?

La familia es la base de toda sociedad, enseño a mis hijos (Stephanie de 20 años, Jennifer de 18, Jack de 14 y Moisés de 7) valores; que uno no debe ver a las personas por lo que tienen, sino por lo que son. Recordar hacer a otros lo que no nos gusta que nos hagan.

 

¿Qué proyectos tiene?

  • A corto plazo: Coordinar con las Federaciones el apoyo para poder cumplir con los compromisos internacionales de este año (Preparación de los atletas e infraestructuras). Comenzar programas de resocialización a través del deporte en lugares de alto riesgo, con el apoyo del MIDES, Prosi, la Oficina del Casco Antiguo y la empresa privada.

 

  • Mediano plazo: La ciudad deportiva de Colón, los estadios de Chiriquí y Los Santos, dotar de más implementos a las disciplinas que lo necesitan, gestionar para que cada provincia maneje un presupuesto para su mantenimiento.

 

  • Largo plazo: Construir más ciudades deportivas o estadios en las provincias, comarcas y comunidades que crecen rápido como Chorrera y Arraiján.

 

Son muchos planes, mi equipo de trabajo y yo procuramos apegarnos a nuestra realidad y a las necesidades sentidas del país.

 

DATO: El padre de Farank, Jacobo es iraní y su madre, Sara (q.e.p.d.) que es panameña nacida en Guatemala, de descendencia hebrea.