P1120652Su fuerza de voluntad se sobrepone a su limitación física y lo ha encaminado a marcar la diferencia en recorridos que llevan nuevas ilusiones a muchos invidentes de diferentes naciones.

Por: Isaac Castillero Wilson
Fotos: Cortesía Luis Cuevas

El ecuatoriano Luis Cuevas, recorrió en nueve días, 563.78 kilómetros de nuestro país en una bicicleta tándem con tal de cumplir con los objetivos de su proyecto Apunto Pedal Panamá.

Esta actividad se realiza bajo el programa “Un Sueño Insuperable” de Towerbank, que tiene como propósito apoyar y comunicar los sueños y acciones de personas capaces de convertir lo ordinario en extraordinario de manera que sirvan de inspiración a todos.

Su misión consiste en permitir que muchos invidentes se enriquezcan con la lectura de todo tipo de obras a las que, de otra forma, no tendrían acceso; además, de promover el deporte en personas con discapacidad.

Sólo es cuestión de amor…
Un accidente le llevó a conocer la nobleza de su corazón en mayor magnitud. “Perdí la vista hace 14 años, era piloto de helicóptero en el ejército y un día hubo una explosión que me dejó ciego. Fui a capacitarme por cuatro años en computación en el Instituto Braille de Los Ángeles para poder seguir con mi vida”, indicó.

Se entregaron 17 bibliotecas digitales para no videntes a diferentes organizaciones a lo largo de nuestro país.

En 2008, en Ecuador, Luis empezó con este proyecto que dona material en audio y texto digital a distintas entidades para facilitar de manera gratuita información cultural y de entretenimiento a adultos.

El entrevistado explicó que a la fecha se cuenta con 60 mil obras que consisten en libros hablados y reproducidos como los conocidos archivos de audio. Igualmente, están los ejemplares de texto digital que son accesibles mediante un sistema de lector de pantalla que lee todo lo que sale en el computador.

Cuevas manifesó que la base de datos proviene de diferentes entidades como el Instituto Nacional del Ciego de Colombia, Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y Organización de Ciegos de España, entre otras que, mediante compras, donaciones o intercambios, se han logrado adjuntar.

“La mejor manera de ayudarse es contribuir con los demás, si es que uno tiene la capacidad y el conocimiento. De mi parte, considero que cuento con esos atributos y mientras los tenga intentaré seguir”, expresó este personaje que ha hecho estas travesías en diferentes regiones de su país, Perú, Venezuela y Panamá.

A sus 48 años, dice sentirse motivado e inspirado para cumplir su cometido. Por eso, se levanta todos los días a las 4:00 a.m. a correr junto a su esposa.

En suelo patrio
En compañía de su guía, el ciclista panameño Mohammed Méndez, Luis realizó la octava versión de su proyecto en territorio nacional, del 14 al 22 de julio pasado.

A lo largo de la ruta, se donaron 17 Tiflotecas (biblioteca audible para no videntes) en las siguientes organizaciones e instituciones de nuestro país: IPHE de Colón, Club de Ciegos de Colón, Centro de Rehabilitación de Ciegos Adultos ‘Andrés Cristóbal Toro’ en Las Cumbres, Escuela de Ciegos Hellen Keller, Asociación de Ciegos y Egresados Universitarios de Panamá, Biblioteca Nacional Ernesto J. Castillero, Patronato Luz del Ciego, IPHE de Penonomé, IPHE de Antón, IPHE de Aguadulce, IPHE de Chitré, IPHE de Las Tablas, IPHE de Santiago, IPHE de David, UNACHI (Universidad Autónoma de Chiriquí) e IPHE de Bocas del Toro y Darién.

La próxima parada será en Chile y en un futuro no muy lejano pretende hacer la travesía de New York a Los Ángeles.

 

ApuntoPedal-6_72dpi ApuntoPedal-2_72dpi
ApuntoPedal-3_72dpi ApuntoPedal-5_72dpi
ApuntoPedal-1_72dpi