biografia1Por: Robert O’connell
Fotos: Recortes de periódicos

Nació en 1946, en calle 4ta. y Avenida Bolívar, provincia de Colón. Estudió en los colegios José Guardia Vega y Abel Bravo, pero por necesidades económicas tuvo que trabajar y no pudo terminar el bachillerato. “El Mago” se decide por el baloncesto porque vivía frente a la cancha de calle 4ta., donde jugaban los mejores del patio. Un día, lo invitan a jugar en la liga menor de Colón, donde fue visto por los mejores directores del patio e invitado por el Prof. Eugenio “Yuyín” Luzcando para ir a una gira por Centroamérica.

En 1964 fue contratado en la primera liga mayor de Colón y enseguida se convierte en un “crack” del deporte, consigue todos los logros individuales como Novato del Año, Jugador Más Valioso, Campeón Anotador y el campeonato de la liga. Es ahí donde nace el apodo de “Mandrake el Mago” por parte de Alvin Alleyne (un hombre de origen antillano), debido a las jugadas espectaculares que hacía.

En Uruguay
En 1965, Agard recomienda casualmente a Pedro Rivas con Pedro Damián, propietario del Sporting Cristal de Uruguay, equipo en el que Rivas jugaría y ganaría el corazón de los uruguayos a tal nivel que le ofrecieron la nacionalidad, pero Rivas respondió “Hay dos cosas que yo nunca cambiaría, mi madre y mi patria”. El viaje a Uruguay no fue todo color de rosa, Rivas tuvo que dejar a su novia Eneida, quien se convierte en su esposa antes de que él saliera hacia Suramérica y posteriormente, fue la madre de sus cinco hijas: Mayleen, Deida Emil, Melany, Johana y Silka.

biografia2Mundial en Chile
En 1966 regresa a su patria para ver nacer a su primogénita Mayleen. Ese mismo año recibe la primera oportunidad de representar a Panamá en el Mundial de Chile 1966. No le gustó mucho ese llamado porque tenía que reemplazar a su amigo Arturo Trottman, quien había fallecido casualmente cuando volvía de una práctica de la selección. En ese mundial, Panamá fue dignamente representada y fuimos privados de avanzar a semifinales por el equipo de Brasil por un estrecho margen de tres puntos. En ese equipo habían jugadores de la talla de Eduardo Blades (padre de Rubén), Julio Osorio, Pipo Celis, Arturo Agard y Pancho Checa, todos dirigidos por Franklin Holness. Una vez de regreso a Panamá, a Rivas le prometieron un trabajo, pero no le cumplieron.

Juegos Panamericanos en Winnipeg, Canadá
En 1967 forma parte del equipo que va a los Juegos Panamericanos en Winnipeg, Canadá, dirigido por Francisco “Lengüita” Brown y donde haría una de las mancuernas más devastadoras de nuestro baloncesto, con Davis Peralta. Se enfrentarían a equipos como el de USA, el cual tenía jugadores como West Unsel y Jo Jo White (posteriormente, estrellas en la NBA). Panamá se presenta como una de las mejores selecciones de América, ganando una histórica medalla de bronce, solo superada por USA y México, lo que le daría el derecho a participar por primera y única vez en unas olimpiadas.

Olimpiadas
Panamá logra unir a los mejores técnicos para la preparación y dirección de este equipo, como fueron Cecilio Williams, Franklin Holness, Yuyin luzcando y “Lengüita” Brown. En esas olimpiadas, nuevamente “El Mago” hace de las suyas, tanto que fue seleccionado como uno de los 15 mejores jugadores del torneo. El equipo terminó en la duodécima posición con récord de 2 y 7, con victorias sobre Senegal y Filipinas. Otro hecho histórico fue el de Davis Peralta como campeón anotador. En esa olimpiada surgió una frase por parte de un periodista colombiano: “Si el mañana convierte la actuación de Pedro en una simple estadística, ese mañana sería injusto con la historia del baloncesto panameño y de América”.

Centroamericanos y del Caribe de 1970 en Panamá
Luego vinieron los juegos Centroamericanos y del Caribe de 1970 en Panamá, realizados por el gobierno revolucionario, en los cuales Rivas no quería participar debido a las falsas promesas de trabajo que ningún gobierno le había cumplido. Rivas tenía que cambiar su turno de trabajo en la Refinería Panamá, donde laboraba, para poder asistir a las prácticas de la selección y luego regresar cansado a trabajar de 11:00 p.m. a 7:00 a.m. Muchas veces, ni siquiera le remuneraban las horas que perdía en su trabajo.

Fue entonces cuando Rivas recibió una llamada del General Omar Torrijos quien le dijo que él era un soldado de la patria y tenía que representarla. Motivado por esa llamada “El Mago” cambia de parecer y representa a Panamá. La selección vence a Islas Vírgenes 79-59, a Nicaragua 137-67, a Venezuela 91-57, a Costa Rica 106-59, a República Dominicana 81-53, a México 95-75, a El Salvador 111-48 y a Puerto Rico 99-83. Eso les dio la oportunidad de enfrentar al poderoso equipo de Cuba, al cual vencieron 86-81, ganando la medalla de oro con 27 puntos de “El Mago”. Se ganaron el derecho de asistir al segundo Mundial en Yugoslavia 1970.

Juegos Bolivarianos
Se realizan los Juegos Bolivarianos en Panamá en 1973 y Pedro “Mago” Rivas es el abanderado de la delegación panameña, que gana el oro de forma invicta con Rivas estableciendo un récord bolivariano en anotaciones con 31 puntos por partido. También se lleva el galardón de Jugador Más Valioso. Ese año anuncia su retiro de la selección y el entonces director del INDE, Fito Duque, lo nombra como instructor con un salario de B/. 230.00. Luego vendrían los Juegos Centroamericanos en Guatemala en 1974 y Rivas es convencido una vez más para representar a Panamá, ganan la medalla de oro de forma invicta, pero al regresar es destituido del INDE y se retira nuevamente del equipo.

En 1975 decide no jugar en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, pero sí acepta una invitación del líder cubano Fidel Castro y finalmente, juega en una Copa Latina en 1976 para hacer oficial su retiro de la selección de Baloncesto.

Pedro “Mago” Rivas fallece el 23 de junio de 2007, a los 61 años, debido a problemas cardiacos, en el Hospital Manuel Amador Guerrero de su provincia natal, Colón.