Nestor Rodolfo Sosa

Simultáneamente a su desarrollo profesional, siempre ha tenido interés en el deporte.

Más de 20 años al servicio de la salud pública, desafiando constantes y también es un amante de los deportes, como el triatlón y el ajedrez.

Por: Isaac Castillero Wilson

Enfocado en la dirección, investigación y desarrollo continuo como generador de nuevos conocimientos y alternativas para orientar las políticas e intervenciones sanitarias del país, el Dr. Néstor Rodolfo Sosa está claro que es una tarea demandante, por lo que su tiempo vale oro y vive sus actividades cronometradas.

No obstante, pese a sus múltiples responsabilidades, la percepción que deja al conocerle es de una persona serena, tratable y no tan formal cuando se entra en confianza.

Fecha de nacimiento:
1/12/1961
Estudios:
Universidad de Panamá (Doctor en Medicina). Especialidades en Medicina Interna y Enfermedades Infecciosas en el Hospital Jackson Memorial de la Universidad de Miami.

¿Cuándo se percató que la medicina era su norte?
En la escuela, la materia que más me gustaba era Ciencias. Al graduarme, escogí la carrera de Medicina por ser una rama de la biología que se encarga del estudio de los seres vivos, especialmente: el Homo sapiens.

A Panamá ¿cuándo y cómo llegó?
Llegué cuando era un niño de 9 años. Mis padres decidieron emigrar por la falta de libertad y la situación económica y política en Cuba, desde entonces no he vuelto. Me siento como un panameño más.

¿Cómo ha sido su trayectoria profesional?

Me gradué en 1986 de médico. Posteriormente, fui a Estados Unidos a especializarme. A mi regreso, trabajé en el Complejo Hospitalario de la Caja del Seguro Social. Allí fui jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas. Desde 2009 soy Director General del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud.

Maraton-de-NY¿Cómo ha sido la experiencia?
Aparte de la atención de los pacientes, me dediqué a la investigación científica. Mis más importantes investigaciones las realicé en el desarrollo de nuevos tratamientos para el VIH/SIDA. Mientras ocupaba el puesto en el Seguro, ocurrió la intoxicación con Dietilenglicol. Fue un período difícil, pues los pacientes estaban muriendo, pero con la experiencia y el apoyo del equipo, en casi 10 días descubrimos que el expectorante sin azúcar era el medicamento que contenía el tóxico. El Colegio Americano de Médicos nos entregó el premio James Bruce de Medicina Preventiva.

¿Qué significa para usted el Instituto Conmemorativo Gorgas?
Es la más prestigiosa institución de investigación y de salud pública de Panamá y un enorme prestigio en la región. Para mí es la mayor oportunidad de servir al país, de apoyar la labor del Ministerio de Salud, de avanzar en el conocimiento científico en beneficio de la población. Disfruto cada momento, aun los más difíciles.

¿Ha perdido el contacto con la medicina cotidiana?
Algunos días veo pacientes en mi clínica para mantener contacto con la “vida real” de la medicina. Igual tengo muchos pacientes que he seguido por más de 15 años y no me es posible darles la espalda por más ocupado que esté. Además, colaboro con el Centro Pan American Research Institute (PAMRI) que desarrolla estudios clínicos en diversas enfermedades y contribuye a la formación de profesionales que desean realizar investigación científica.

nestor¿Cuál es el avance en cuanto a enfermedades infecciosas?
Hemos tenido avances desde la vacunación, que ha servido para controlar enfermedades como la viruela, el sarampión, la tosferina, la difteria y otras; los antibióticos, que han salvado la vida de millones de personas; el tratamiento del VIH/SIDA, que ha convertido una enfermedad mortal en una condición crónica controlable. Sin embargo, están surgiendo nuevas enfermedades como el Hantavirus, el SARS, el Ébola, la Influenza H5N1. Además, algunos microorganismos han desarrollado resistencia a los antibióticos. Entre ellos tenemos la Klebsiella portadora de Kpc, la Tuberculosis multirresistente y otras infecciones.

¿Qué nos puede decir sobre la batalla contra el VIH/sida?
En el tratamiento hemos tenido muchos adelantos. Existen más de 15 medicamentos altamente efectivos contra este virus. Ya el VIH no es una enfermedad mortal. En prevención, aún tenemos mucho camino por recorrer.

¿Cuáles serían las medidas a tomar?
Tenemos la posibilidad de prevenir la transmisión de madre a hijo (a). De hecho, en Panamá no debería nacer ningún niño VIH positivo si se tomaran todas las medidas, empezando porque todas las embarazadas asistan a su control prenatal tempranamente. Para la prevención de la transmisión sexual necesitamos nuevas herramientas como el uso de medicamentos (una vacuna eficaz), aparte del mayor compromiso social. Hace falta educación sexual más abierta, sin tabúes, sin cortapisas. Especialmente para los niños y jóvenes.

¿Cómo evalúa el sistema de salud en Panamá?
Es un tema muy complejo y profundo. Hay muchos aspectos que mejorar, desde la capacitación de los funcionarios de salud, la despolitización de las instituciones, la recuperación de la ética de trabajo, la dedicación y la actitud de todos los funcionarios del sector.

foto-de-toda-la-familia
Con su familia

Hay que restablecer sistemas de ascenso profesional por mérito y no por influencias. Es necesario evaluar y revaluar la atención de salud, verificar su calidad y eficacia. Es necesario disminuir los errores médicos y los retrasos en la atención. Tanto las autoridades como los gremios y las sociedades científicas deben trabajar en promover la excelencia y la disciplina en los trabajadores de la salud y preocuparse menos en negociar prebendas, aumentos salariales o privilegios.

Actualmente ¿qué investiga?
Estamos en búsqueda de un tratamiento nuevo contra la Leishmaniasis cutánea (se caracteriza por la aparición de úlceras en diferentes partes del cuerpo) que afecta a muchas personas en Panamá, especialmente en las áreas rurales e indígenas. Además, queremos ayudar a combatir el dengue con el desarrollo y la producción de mosquitos Aedes genéticamente modificados.

¿Cuáles son sus mayores satisfacciones?
Ver como hemos avanzado en el tratamiento del SIDA, haber podido contribuir a disminuir el número de personas afectadas por el Dietilenglicol cuando descubrimos la causa de esa intoxicación, percibir la satisfacción y agradecimiento de los pacientes y familiares que he podido ayudar con mis recomendaciones.

¿Qué desearía ver ocurrir en el campo de la medicina?
Me gustaría que el sistema de salud en Panamá funcionara mejor, que la atención pública y privada se diera con más calidad, calidez y equidad. Vivir para ver el desarrollo de una vacuna contra el VIH/SIDA.

Además de sus responsabilidades profesionales ¿En qué centra su atención?
En mi familia. Estoy rodeado de mujeres y soy sumamente feliz. Mi esposa es la Dra. Giselle Rodríguez, una mujer paciente, hermosa e inteligente. Tengo dos hijas de un matrimonio previo: Adriana (19), que me sigue los pasos en el campo de la Medicina; Alicia (17), deportista del Club Top Training, participa en carreras, en competencias de cayucos y Cross fitt; y Gissy (15), hija de mi esposa.

¿Los deportes siempre han estado presentes en su vida?
Desde pequeño he estado vinculado al deporte, al ajedrez, tenis, béisbol. De adulto he practicado el triatlón hace más de 15 años y ahora, más enfocado en las carreras pedestres. Me mantengo activo por bienestar, porque me gusta, de hecho soy muy competitivo y el campo deportivo es una opción para superarse. Incluso, mi rendimiento laboral y satisfacción personal dependen de mi actividad física.

IMG_0757¿Qué resultados ha obtenido?
He completado 6 maratones de 42 Kilómetros (3 veces New York 1997, 1999, 2011; Chicago 2009, Miami 2008, Panamá 1996). Entre el año 1999 y el 2005 me dediqué a practicar y competir en triatlón. En el 2004, quedé en primer lugar en la categoría de 40-49 años. Mi otra gran pasión ha sido el ajedrez. Desde que tengo 13 años he competido dentro y fuera de Panamá. Tengo la categoría de Maestro Nacional de este deporte. He sido Campeón Nacional en tres ocasiones (1983, 1994, 2002). He representado a Panamá en dos Olimpiadas Mundiales de Ajedrez. En 1994 en Moscú, Rusia y en el 2002 en Bled, Slovenia.

¿Qué espera en 2012?
Seguir avanzando en lo profesional, esperar con enorme ilusión a mi hija Sofía Michelle, quién debe nacer en marzo de 2012, correr algún maratón internacional y por qué no, mejorar mi tiempo de 4 horas (hace 10 años en New York).

El mensaje a los que dicen no tener tiempo
Querer es poder y en base a lo que desean deberán organizar sus vidas, dando prioridad a lo que de verdad les importa. Es cuestión de saber invertir el tiempo.¿Cuáles pudieran ser algunas alternativas?

  • De niño quería ser astronauta.
  • En la escuela siempre se mantuvo entre los 10 mejores calificados de la clase.
  • En 1999 corrió la maratón de New York con una camiseta en honor a su padre que había fallecido ese año.