Banner130x400 1

Banner130x400 2

porNOV

Revista de Noviembre

Sexualidad

4 Enfermedades de Transmisión Sexual que Pueden Afectar tu Vida

dreamstime_m_21848866

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), antes enfermedades venéreas son un conjunto de afecciones clínicas infectocontagiosas que se transmiten de persona a persona por medio de contacto que se produce, casi exclusivamente, durante las relaciones sexuales, incluido el sexo vaginal, anal y oral. Sin embargo, pueden transmitirse también por uso de jeringuillas contaminadas o por contacto con la sangre, y algunas de ellas pueden transmitirse durante el embarazo, es decir, de la madre al hijo.

La mayor parte de las enfermedades de transmisión sexual son causadas por dos tipos de gérmenes: bacterias y virus, aunque algunas también son causadas por hongos y protozoarios.

 

Principales enfermedades de transmisión sexual

Una de las más frecuentes: La Gonorrea
La causante es la bacteria Neisseria gonorrhoeae, que puede crecer y multiplicarse fácilmente en áreas húmedas y tibias del aparato reproductivo como: el cuello uterino (la abertura de la matriz), el útero (matriz) y las trompas de Falopio (u oviductos) en la mujer, y en la uretra (conducto urinario) en la mujer y en el hombre. Esta bacteria también puede crecer en la boca, garganta, ojos y en el ano.

Aunque la mujer infectada puede no tener síntomas o presentar ligeras molestias al orinar o flujo, podemos encontrar secreción o sangrado vaginal inusual y dolor en la parte inferior del abdomen
En el varón transcurren dos a tres días después del contacto sexual antes de que se presenten los síntomas (dolor al orinar, pues sale por la uretra) también puede presentar secreción uretral purulenta.

La gonorrea puede ocasionar esterilidad cuando no se aplica el tratamiento.

Las etapas de la Sífilis
La infección es ocasionada por la bacteria Treponema pallidum, microorganismo que necesita un ambiente tibio y húmedo para sobrevivir, por ejemplo: en las membranas mucosas de los genitales, la boca y el ano. Se transmite cuando se entra en contacto con las heridas abiertas de una persona infectada. Esta enfermedad tiene varias etapas:
La primaria (el primer síntoma es una llaga generalmente indolora, en la parte del cuerpo externa o interna que entró en contacto con la bacteria. Estos síntomas son difíciles de detectar y la persona que no ha sido tratada puede infectar a otras durante esta etapa).
La secundaria (alrededor de tres a seis semanas después de que surgir la llaga, aparecerá una erupción en todo el cuerpo, en las palmas de las manos, en las plantas de los pies o en alguna otra zona. Otros síntomas posibles son: fiebre leve, inflamación de los ganglios linfáticos y pérdida del cabello. En esta etapa es posible contagiarse al tener contacto con la piel de alguien que tiene una erupción cutánea causada por la sífilis).
Etapa latente: si no es diagnosticada, ni tratada durante mucho tiempo, la sífilis entra en esta etapa donde no hay síntomas notables y la persona infectada no puede contagiar a otras.
Etapa terciaria (tardía): esta etapa puede causar serios problemas como: trastornos mentales, ceguera, anomalías cardíacas y trastornos neurológicos. En esta etapa, la persona infectada ya no puede transmitir la bacteria a otras personas, pero continúa en un periodo indefinido de deterioro.

Papiloma humano o famosas verrugas
Esta enfermedad infecciosa es causada por el VPH (virus del papiloma humano). Se transmite principalmente por vía sexual, aunque puede contagiarse también en piscinas, baños y saunas. Se presenta en la piel de las zonas genitales en forma de verrugas. Las lesiones son apreciables a simple vista o se pueden diagnosticar por observación de tejidos con un microscopio.

Algunos de los síntomas que sugieren la presencia de virus del papiloma humano son irritaciones constantes en la entrada de la vagina con ardor y sensación de quemadura durante las relaciones sexuales (se denomina vulvodinia), pequeñas verrugas en el área ano-genital: cérvix, vagina, vulva y uretra (en mujeres) y pene, uretra y escroto (en varones). Pueden variar en apariencia (verrugas planas no visibles o acuminadas sí visibles), en número y en tamaño, por lo que se necesita un especialista para su diagnóstico. Aparecen alteraciones en el Papanicolaou, lo que refleja que en el cuello del útero hay lesiones escamosas intraepiteliales (zonas infectadas por VPH que pueden provocar cáncer).

Clamidiasis
Se origina por la bacteria Chlamydia trachomatis, que afecta principalmente a las mucosas. Puede producirse en el cuerpo durante años sin producir síntomas, en caso de haberlos, estos pueden comenzar a los pocos días del contagio o hasta 8 semanas después. Aunque puede lesionar el tracto reproductor hasta dejarlo estéril.

Algunos de los Síntomas de la Clamidiasis (dependiendo de la zona afectada):
Aéreas genitales (pene, vagina, ano y vías urinarias): necesidad urgente de orinar, ardor al orinar, secreciones por el pene, uretra, ano, picazón o ardor en la uretra, Inflamación o dolor en los testículos, en el ano, al defecar, flujo vaginal espeso y amarillento (pus), manchas o sangrado fuera de la menstruación, dolor y sangrado durante o después de las relaciones sexuales, en el abdomen o la pelvis.

Si es en la boca: ardor en boca y lengua, dolor de garganta y ulceras en la boca.
La gran mayoría de las enfermedades de transmisión sexual inicialmente no son sintomáticas por lo que muchas personas se confían y deciden tener relaciones sexuales sin tomar precaución. Dicen que cada persona se “acuesta” con todos las personas con las que se acostaron las personas con las que se acostaron. Es decir que la lista puede ser bastante larga.

Para evitar el contagio de las enfermedades de transmisión sexual, es fundamental conocer su existencia, practicar sexo seguro (si es posible abstinencia), utilizar métodos anticonceptivos que protejan del contagio (preservativo o condón de látex) y conocer sus síntomas, para solicitar cuanto antes tratamiento sanitario. También es imprescindible evitar compartir jeringuillas (para el consumo de sustancias adictivas, por ejemplo).

Cuando se tiene relaciones sexuales sin protección, no sólo corres el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual con todas las consecuencias, sino que también puede ser causa de infertilidad.

Recuerda disfruta del sexo saludablemente.


Dra. Olivia A. Sandoval Shaik
Psicóloga Clínica- Sexóloga e Hipnoterapeuta
Consultorios América
Teléfono: 2294388 ext. 2001