Colocacion-Primera-Piedra-por-Presidenta-Luz-y-Vida“Somos las manos de Dios y en el mundo hay muchas heridas que aliviar”

Redacción: Sports & Health
Fotos: Cortesía de la Asociación Luz y Vida

¡Voluntad y ganas de servir al prójimo! Respeto, atención, cariño e integración es parte del servicio incondicional que ofrece cada día la Asociación Luz y Vida para el cuidado de muchos ancianos abandonados en nuestro país.

Constituida legalmente el 13 de mayo de 1987, nace bajola iniciativa de Monseñor Rómulo Emiliani y un grupo de personas preocupadas por el sufrimiento de los adultos
mayores que han sido abandonados a su suerte y que viven como indigentes en las calles.

Comedor-Don-Bosco-Grupo-martesDesde entonces, se realiza lo que se conoce como la “Ronda” y que consiste en salir todos diariamente de la Iglesia Santuario Nacional del Corazón de María para recorrer en varios carros las áreas de Calidonia, Santa Ana y el Mercado Público para ofrecerle alimentación, atención medica y guía espiritual a los beneficiados.

Luego de dos años de labor consecutiva, el arzobispo de entonces, Monseñor Marcos Gregorio McGrath donó a la Asociación Luz y Vida una casa antigua en el barrio de San Felipe, lo que dejó como resultado el primer hogar de ancianos con capacidad para 50 personas.

Cabe resaltar que ese primer recinto, donde la fundación operó por 20 años, fue vendido para sufragar los gastos de construcción de un nuevo hogar con mejores condiciones, en Paraíso, corregimiento de Ancón, el cual espera le entreguen en diciembre de este año.

En 1999 se crea el segundo hogar para ancianos Luz y Vida en Metetí, Provincia de Darién, con capacidad para atender 30 ancianos y sus instalaciones cuentan con dormitorios, comedor, cocina y área de descanso o recreación y un gran patio interior donde se realizan las misas y actividades recreativas.

Visión: Mejorar la calidad de vida, el estado nutricional, espiritual y la autoestima de los ancianos residentes en los hogares que han sido abandonados por sus familiares.

Además de los hogares, cuentan con el Programa de Comida a Indigentes, mediante el cual se sirve todos los
días a las 4:00 p.m. una cena en el comedor ubicado en la Basílica Don Bosco, en Calidonia, para 20 personas de los alrededores. También les brindan beneficios de ropa limpia, Eucaristía, regalos y cena de Navidad.

Comedor-Don-BoscoRebeca de Velásquez, quien preside esta fundación, explicó que los atendidos están constituidos por hombres mayores de 60 años, que normalmente están solos e igualmente detalló que la misión de esta organización es:

 

  • Proporcionar al anciano una alimentación balanceada con supervisión de nutricionistas y a través de consejerías.
  • Vigilar y atender la salud física y emocional con visitas médicas periódicas.
  • Mejorar su autoestima y estado espiritual a través de actividades recreativas y deportivas.
  • Realizar proyectos y actividades para recaudar fondos para el mantenimiento de los hogares y los ancianos residentes.
  • Mantener la motivación entre los donantes de manera que puedan seguir aportando.

 

Igualmente, consideró que la esta asistencia es posible al contar con un sólido grupo de trabajo, así como el aporte de personas y entidades que han estado contribuyendo de diversas formas y en las distintas actividades, ya sea como programa de voluntariado, ayuda en especies y económica, recolectas con las alcancías, obras de teatro, bingos, compra de libros (adquiere un ejemplar de la obra ‘Cultura Alimentaria y Globalización’) o directamente a la cuenta bancaria.

Los interesados en apoyar pueden comunicarse al:
teléfono 263-2757 o
correo electrónico: info@asociacionluzyvida.org