sh_enfercalor

Es conjunto de síntomas resultado de alteraciones metabólicas y bioquímicas que ocurren cuando los mecanismos de regulación de temperatura corporal no alcanzan para disipar el calor producido por el cuerpo. Puede suceder cuando hacemos ejercicio muy intenso o prolongado, en un clima caliente y húmedo, donde se sobrepasa la capacidad del cuerpo de enfriarse; la temperatura corporal aumenta a niveles peligrosos e incluso, incompatibles con la vida.

 

 

En este grupo se incluyen condiciones como los “calambres por calor”, el “agotamiento por calor” y finalmente el “choque por calor”. Actualmente se acepta que estas condiciones son un continuum y que cuando se inicia el proceso, si no se hacen los correctivos, los síntomas seguirán progresando hasta sus manifestaciones más severas.

 

El Agotamiento

 

Es una respuesta fisiológica que se define como la incapacidad de continuar el ejercicio o trabajo y ocurre con el ejercicio intenso en cualquier temperatura y en cualquier condición. Está condicionada por muchas variables que incluyen una reducción de la capacidad de contracción del músculo por la hipertermia (aumento de la temperatura), nivel de hidratación, reducción a niveles críticos de los depósitos de energía (glucógeno principalmente), desbalance de los electrolitos y otros factores. Las variables lo condicionan incluyen: la duración y la intensidad del ejercicio, las condiciones ambientales (humedad relativa y temperatura), el nivel de acondicionamiento físico, la a climatización al ambiente donde se ejercita, el estado de hidratación y la nutrición.  Existen otros factores individuales circunstanciales como la medicación, bebidas, vestimenta, el cansancio/descanso y si se ha estado enfermo recientemente.

 

El principal mecanismo para disipar el calor del cuerpo humano es la sudoración, cuando aumenta el calor metabólico (producido por el cuerpo) sudamos y al evaporarse se enfría la piel y esta, a su vez, enfría la sangre en los vasos subcutáneos y así se va, al ambiente, parte del calor del cuerpo y se mantiene la temperatura corporal. Si la producción de calor sobrepasa la capacidad de disiparlo, la temperatura central (core) aumenta.  Clínicamente esto es lo que vemos:

 

•1.    Calambres por calor, hay un importante desequilibrio de los electrolitos con una reducción total del sodio principalmente. La temperatura del cuerpo aún es normal, pero el atleta ya siente debilidad y fatiga, además de nauseas y elevación de la frecuencia cardiaca. El tratamiento en este momento es fácil, retirarse del calor (ir a la sombra y reducir la intensidad del ejercicio o parar), hidratarse mayormente con soluciones de electrolitos y energía (carbohidratos).  Estiramientos suaves pueden ayudar a resolver los dolorosos calambres.

 

•2.    Agotamiento por calor, acá ya se ha llegado a una deshidratación importante (>2% del peso corporal) y hay una disminución del volumen circulante efectivo.  La temperatura central puede empezar a elevarse (aunque puede estar normal); se presentan cambios ortostáticos con mareos y hasta síncope; debilidad, irritabilidad, cefalea, sudoración profusa y disminución de la capacidad de ejercitarse. No hay síntomas importantes del sistema nervioso central. Si se llega a este punto, el atleta debe parar el ejercicio y buscar enfriarse rápidamente, también debe hidratarse de forma agresiva (vía oral o incluso usando intravenosa).

 

•3.    Choque por calor. Esta es una verdadera emergencia médica con una mortalidad elevada. Ocurre cuando los mecanismos de termorregulación corporal fallan y el cuerpo ya no puede disipar el calor.  Clásicamente vemos una piel caliente y seca (porque se detiene el proceso de sudoración a pesar que el mismo es muy necesario), la temperatura central se eleva y se presenta una falla multi-sistémica con severa disfunción del sistema nerviosos central, los riñones y el sistema cardiovascular. Entre los síntomas tenemos: taquicardia (frecuencia cardiaca elevada), caída de la presión arterial, cambios del estado mental (confusión), ataxia (marcha inestable), falla renal y hepática. El paciente debe ser trasladado inmediatamente a un hospital de tercer nivel y tratado por un equipo integral. Aún así la mortalidad es alta.

 

Por lo severo de los casos, es importante que se tomen las medidas para evitar llegar al punto de sufrir un choque por calor; atletas, padres y entrenadores deber poder reconocer los síntomas iniciales de deshidratación y fatiga para modificar la actividad o mejorar la hidratación y, si es necesario, detener la actividad para evitar un daño mayor. Por esto, la educación de todos estos jugadores es tan importante.

 

El arma más eficaz para evitar estos problemas es la prevención es tener presente los factores que aumentan el riesgo de estos problemas y atacarlos.

 

Algunas recomendaciones generales:

 

  • Reconocer las condiciones de riesgo (temperatura y humedad relativa alta)
  • Educar al atleta, padres y entrenadores
  • Desarrollar una buena estrategia de hidratación
  • Usar ropa ligera, permeable y clara (sin plásticos ni ropa que impida la evaporación del sudor)
  • Mejorar el nivel de acondicionamiento general de los participantes
  • Permitir la a climatización al calor (si el atleta vive en diferentes condiciones a las cálidas y húmedas).
  • Ejercitarse en horario donde la exposición al calor y a la humedad son menores (en la mañana o en la tarde-noche) o hacerlo en lugares con clima controlado (gimnasio).
  • Evitar el consumo de bebidas diuréticas en exceso (alcohol, café, colas y “enegizantes”)
  • EXCELENTE HIDRATACION (antes, durante y después de la actividad física)

 

Esperamos que estos consejos le ayuden a evitar ciertas dificultades que frecuentemente encontramos al ejercitarnos en climas como el de nuestro Panamá. Recuerde que algunos de estos problemas pueden ser muy severos pero, con la adecuada preparación y conocimiento básico, además del buen sentido común, podemos disfrutar de la práctica de la actividad física, incluso intensa en nuestro tropical clima.

 

Dr. Enrique José Mayo De Bello

Medicina Familiar y Medicina del Deporte      

Centro de Rehabilitación por ejercicio  MEDIC GYM

Consultorios Médicos Royal Center #339             Teléfonos: 263-4007 ó 263-0407    

 Email: ejmayo@cableonda.netwww.medicgym.com