cat_tn20110324_dreamstime_18933182

Por Fernando Revuelta | Atleta del Team SAUCONY | www.runninginpanama.blogspot.com

Una de las grandes bondades con las que cuenta Panamá es su ubicación entre dos océanos, lo que le permite tener cientos de kilómetros de costa y playas. El correr en la playa pareciera a simple vista una magnífica actividad al ser realizada en un entorno natural de aire libre, con bellos paisajes y asociado por lo general a momentos de ocio o esparcimiento. En esta misma línea, es cada vez más frecuente que se organicen carreras y competiciones que tienen la arena de la playa como escenario de las mismas. Pero hay ciertos aspectos que se deben tomar en consideración para que lo que debiera ser una plácida actividad no se convierta en origen de un accidente o una posible lesión.

  • Arena húmeda o seca

La arena de playa de por sí es una superficie irregular, propicia para provocar lesiones, pero la que se encuentra húmeda pegada a la orilla del mar es más dura y estable que la arena de mitad de playa. Adicionalmente, si corremos descalzos la arena de mitad de playa puede alcanzar temperaturas mucho más elevadas.

  • ¿Con calzado o descalzo?

Correr descalzo y ligero de ropa puede ser en teoría lo más apetecible, pero si no se trata de un corredor “barefoot” acostumbrado a ello, lo mejor es no hacer experimentos y usar nuestro calzado deportivo habitual, tanto se trate de algo lúdico o de una competencia. El correr descalzo en un terreno como la arena que suele ceder y donde el pie se hunde más es propicio para extensiones sobre todo de los gemelos que pueden provocarnos roturas o sobrecargas en las fibras musculares. En las playas, también es frecuente encontrar objetos naturales (conchas, rocas), o desperdicios (cristales, plásticos) que pueden causar una herida profunda si corremos descalzos.

  • Cambios de sentido

Dependiendo de la playa en cuestión, nos vamos a encontrar con una inclinación lateral, la cual suele tener un mayor grado de pendiente en la parte más húmeda y dura de la arena por el efecto de las mareas. Esto aumenta el riesgo de sobrecargas y posibles lesiones. Para evitar correr descompensado es preferible cambiar cada cierto tiempo de sentido e ir neutralizando así las cargas que se generan al correr inclinado.

  • Tic, tac, tic, tac

No es recomendable hacer en playa rodajes por encima de 15 a 20 minutos, y siempre a ritmos de baja intensidad.

  • Acompañados por el Sol

Decir playa en Panamá es sinónimo de decir sol y calor, por lo que procuraremos correr en horas tempranas al amanecer, con el uniforme usual, visera en la cabeza, y protector solar en la piel expuesta. La sudoración también será mayor por lo que una botella de agua en la mano nos servirá para hidratarnos.

Recomendaciones

Caminar descalzo o trotar esporádicamente en arena de playa desde el punto de vista psicológico es relajante y positivo; y desde el físico, tonificante debido a la gran cantidad de terminaciones nerviosas que existen en la planta de nuestros pies. Realizar una competencia en arena de manera esporádica tampoco es algo descartable siempre que se haga un buen calentamiento de tobillos y otras articulaciones, y se corra siguiendo los consejos antes mencionados, en especial el de buscar la parte húmeda si el circuito lo permite.

Fuera de estos casos, realmente no tiene sentido para un atleta ir a la playa específicamente a realizar un entrenamiento de fondo. Los riesgos de una posible lesión son mucho mayores que los beneficios que se pueden esperar. Si por motivo de vacaciones u otro, estamos en un lugar de playa y tenemos que hacer nuestro entrenamiento programado de carrera, buscaremos paseos o carreteras que puedan ser paralelos o cercanos al mar para disfrutar de las vistas y que se nos haga más ameno, pero no utilizaremos la arena de la playa como superficie primaria para entrenar. Después de la carrera, podemos disfrutar de la playa con familiares o amigos, tomar sol, darnos un relajante baño u otras actividades acuáticas y recuperar las calorías perdidas comiendo en un bonito bohío con el mar en el horizonte.