200907-14
Por definición, el esguince es una lesión de un ligamento (banda de tejido fuerte que conecta dos huesos), el nombre corresponde cercanamente a lo que los americanos llaman “sprain” y puede suceder en cualquier parte del cuerpo en la que existan ligamentos. Desde el punto de vista clínico, los esguinces más importantes por las repercusiones en el desempeño del atleta, están localizados en la rodilla y tobillos siendo estas las lesiones deportivas más frecuentes.

Esguinces de tobillo.

¿Qué hacemos doc?
Los esguinces de tobillo son la lesión deportiva más común y suceden cuando nos “torcemos” el tobillo hacia un lado. Es típico que el tobillo se vire hacia adentro, produciendo una lesión en el tobillo lateral (parte de afuera del pie), es raro que ocurra la lesión en la parte de adentro del pie (esguince medial). En este tipo de lesión, las estructuras dañadas son los ligamentos; también hay daño a estructuras vasculares y linfáticas: pero no hay daño en los huesos, o sea no hay fractura.

No es que con el mecanismo de lesión no se pueda fracturar un hueso, si esto sucede entonces ya no debemos hablar de “esguince” simplemente, sino de un esguince con fractura. Esta diferenciación es importante porque su tratamiento es igualmente muy diferente.
Si hay una fractura tal vez necesite de una reparación con cigurgía, dependiendo de la severidad o complejidad de la misma. Si no hay fractura asociada, entonces el tratamiento siempre es médico, con inmovilización parcial (casi me atrevo a asegurar que no amerita inmovilización total con yeso), además de un agresivo y temprano programa de rehabilitación para restaurar la fuerza y movilidad.

Síntomas
El dolor y el edema (hinchazón) se ven rápidamente. En algunas ocasiones, si sucede una ruptura de ligamento, usted escucha un ruido o chasquido (un “pop”). Hay tres ligamentos principales que se pueden lesionar en el tobillo lateral, y si se rompe uno o más de ellos se escuchará el chasquido. Generalmente el dolor y la hinchazón son proporcinales a la severidad de la lesión. Unos días después puede aparecer un “moretón” alrededor del tobillo, hacia la planta del pie o los dedos. Esto ocurre debido al derramamiento de sangre por la lesión, que luego se va disecando entre los tejido y puede llegar hasta la piel donde se ve un “morao”. No podrá mover su tobillo normalmente por un tiempo variable, que dependerá de la severidad de la lesión.

Tratamiento:
Lo primero es disminuir la hinchazón, con ello disminuirá el dolor y acelerará la recuperación:
• Eleve el pie lesionado todo el tiempo que pueda.
• Envuelva el tobillo con una venda elástica y aplique compresión.
• Ponga hielo en el área afectada (20 a 30mins cada vez). Puede repetir cada 3 horas hasta por 48 a 72 horas después de la lesión inicial.

Rehabilitación: tan pronto como pueda empezar a mover el pie (tal vez 24 a 48 horas)
• Movilización del tobillo, arriba, abajo, hacia los lados, 15 veces en cada dirección; repita de 4 a 5 veces al día
• “Escriba en el aire” con el pie, las letras y los números. Repita varias veces al día
• Empezar los ejercicios de estiramiento y de fortalecimiento de los músculos alrededor del tobillo, principalmente los de la pantorrilla. Esto se puede hacer de muchas maneras; su médico o fisioterapeuta le pueden indicar cómo.

Tan pronto pueda mover su pie y tobillo sin dolor, empiece a caminar y/o trotar. Además debe iniciar ejercicios de balance. Cuando empiece a correr, hágalo por periodos cortos de tiempo y avance según lo tolere (solo aumente el tiempo cuando no haya hinchazón, ni dolor). Luego de que pueda correr sin dolor, es hora de empezar los entrenamientos específicos de su deporte.

Durante todo el proceso, especialmente al inicio, tal vez necesite (por corto tiempo) medicamentos para el dolor. Los más utilizados son los antiinflamatorios no esteroideos y el acetaminofén. Acuerde con su médico cuál es el más conveniente para usted.

Siempre es posible superar los esguinces y volver a los niveles normales de actividad física y trabajo; solo debe ir con cuidado, paso a paso.

Centro de Rehabilitación por ejercicio MEDIC GYM

Dr. Enrique José Mayo De Bello | Consultorios Médicos Royal Center #339
Medicina Familiar y Medicina del Deporte | Email: ejmayo@medicgym.com
Teléfonos: 263-4007 ó 263-0407 | Página WEB: www.medicgym.com
Fax: 263-8517