dreamstime m 50511812
En Panamá, se habla de una prevalencia de diabetes entre un
5-10%, lo que se eleva conforme aumenta la edad de las
personas y es más frecuente en áreas urbanas que en las rurales

En Panamá, se habla de una prevalencia de diabetes entre un 5-10%, lo que se eleva conforme aumenta la edad de las personas y es más frecuente en áreas urbanas que en las rurales.

Por: Zulay Espinosa V.
Foto: Dreamstime

 

La diabetes es una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina  (Diabetes tipo I) o de utilizarla con eficacia (Diabetes tipo II), dando como consecuencia que el paciente presente niveles elevados de glicemia (azúcar en la sangre), con todas las complicaciones metabólicas asociadas.

La diabetes tipo II es un problema de salud pública a nivel mundial y Panamá no escapa de ello, asegura el Dr. Néstor Rodríguez Torregrosa, especialista en Medicina Familiar.

“En todo el mundo hay un incremento acelerado de los diagnósticos de diabetes tipo II, asociado al estilo de vida que llevamos. Se habla, en Panamá, de una prevalencia de diabetes entre un 5-10%, lo que aumenta conforme aumenta la edad de las personas y es más frecuente en áreas urbanas que en las rurales”, expresa el Dr. Rodríguez Torregrosa.

Cifras
Los cuadros de Defunciones en la República de Panamá, por edad, según la causa y sexo, registrados en el Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República, arrojan que en el año 2014 fallecieron 1,213 personas a causa de Diabetes mellitus, de las cuales 529 eran hombres y 684 eran mujeres. Sin embargo, en 2013, los registros fueron de 488 hombres y 614 mujeres para un total de 1,102 defunciones. Mientras que para el 2012, el total de defunciones por ésta enfermedad fue de 1,071, de las cuales 458 fueron hombres y 613, mujeres.

Del 2012 al 2013, se dieron 31 defunciones más; pero del 2013 al 2014 se produjeron 111 defunciones más.

Asintomáticos
El especialista en Medicina Familiar explica que se estima que hay un porcentaje muy alto de pacientes con diabetes que no lo saben o niegan la enfermedad (es frecuente escuchar “tengo el azúcar un poquito alta”), lo que se debe, en muchos casos, a que la mayoría de los pacientes no presenta síntomas y viven por años con el azúcar elevada con controles inadecuados o sin control. Cuando empiezan los síntomas, muchas veces están asociados a las complicaciones y es más difícil revertir los daños.     

Factores de riesgo
Preste atención a la obesidad, sedentarismo, antecedentes de diabetes en la familia o alimentación no saludable, entre otros.

Existen factores que no podemos modificar, como la predisposición familiar y la edad. Todo lo demás, se puede controlar. Por ejemplo: el peso, realizar actividad física y alimentación saludable.

En edad pediátrica
En artículos anteriores, el pediatra. Dr. Iván Wilson, ha manifestado que es preocupante el creciente número de casos de diabetes tipo II,  en la edad pediátrica, lo que se debe al incremento de la obesidad a nivel mundial.  Los niños y adolescentes no escapan a esta epidemia (globesidad), una de las más temibles.      

¿Qué se está haciendo en Panamá?
De acuerdo con el Dr. Rodríguez, se están tomando más acciones a nivel de salud pública;  hay más campañas promoviendo estilos de vida saludables,  se habla más del tema en las instituciones del Estado, se educa más a los profesionales de salud.

Es una enfermedad muy costosa debido a sus complicaciones, es mejor prevenirla y si el paciente la padece, hay que prevenir las complicaciones.

Con los tratamientos disponibles actualmente, un paciente con diabetes, bien educado en su condición, puede vivir lo mismo que alguien que no padece diabetes.

“Se han dado pasos, pero hay que hacer mucho más. La diabetes es una condición para toda la vida y hay muchos factores que inciden en ella, es una enfermedad crónica no transmisible.

Otros problemas
Cuando el paciente tiene muchos años con la enfermedad, la diabetes puede desencadenar otros problemas serios como los problemas oculares; problemas renales; aumento de la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular; úlceras o infecciones en piernas o pies; así como daños en los nervios del cuerpo, entre otros.

Lesiones músculos esqueléticos
El médico panameño, Miguel Soto Gómez, Especialista en Radiología e Imágenes Médicas, del Centro de Ultrasonido Ortopédico y Deportivo, ULTRASPORT, en Costa Rica, detalla que “las lesiones musculo esqueléticas en diabetes mellitus (DM) están principalmente asociadas a daño vascular o neurológico que condicionan compromiso óseo, muscular y/o articular.

 Entre las principales complicaciones intrínsecas de la DM se encuentra el síndrome de limitación de la movilización articular, el síndrome de la mano rígida y los infartos musculares.
 
Hay enfermedades que muestran un claro aumento en su incidencia cuando hay DM, como son la enfermedad de Dupuytren, capsulitis adhesiva (hombro congelado), la artropatía neuropática, la tenosinovitis flexora, la artritis séptica, las neuropatías diabéticas y la hiperostosis esquelética difusa idiopática.

Otras enfermedades, como el síndrome del túnel carpal y la osteoartritis tienen una asociación probable con la presencia de DM.

El pie diabético (por daño neurológico y vascular) es una complicación frecuente y de gran importancia en la DM.

glosario


Dr. Nelson Rodríguez Torregrosa
Especialista en Medicina Familiar
Centro Médico Nacional # 212
Celular 6616- 5968

Dr. M. Soto-Gómez E., MD, MSc
Especialista en Radiología e Imágenes Médicas
sotogomez@ultrasportcr.com