El español Jornet Burgada es considerado el mejor Ultrarunner del mundo. (Foto: AP  / keystone / Jean-Christophe Bott)
El español Jornet Burgada es considerado el mejor Ultrarunner del mundo. (Foto: AP / keystone / Jean-Christophe Bott)

Por Fernando Revuelta – Atleta del Team SAUCONY
www.runninginpanama.blogspot.com
facebook: Fer Panama / Twitter: @Fer_Panama

 

Para la mayoría de las personas que se incorporan al mundo del running, correr algún día una maratón de 42 kilómetros supone una meta a largo plazo, un objetivo que en los primeros momentos parece muy lejano e inalcanzable. Pero con c onstancia y voluntad todo se puede y, una vez completada esa distancia en varias ocasiones, es frecuente que el runner se interese por conseguir nuevos retos. Los más comunes son los de poner énfasis en rebajar la marca personal, correr maratones de prestigio a nivel mundial o correr pruebas de mayor distancia como las ultramaratones.

running4
Luis Carlos Stoute es el atleta más experimentado e impulsador del Ultrarunning en Panamá.
(Cortesía: Luis Carlos Stoute)

Es un fenómeno que está ganando adeptos muy rápidamente a nivel mundial, sin que Panamá sea ajena a esa dinámica. Dentro de la ultradistancia hay pruebas de varias modalidades, bien buscando recorrer una distancia determinada mayor de 50 km o bien buscando cubrir la mayor distancia posible en un tiempo fijo.La ultradistancia:

Así, cada vez es más frecuente encontrar pruebas de 50 / 80 / 100 / 160 kilómetros en trillo y ruta o circunscritas a lapsos de 12 / 24 / 48 horas de tiempo sin pausa, generalmente en pista o circuito cerrado.

En otras ocasiones, las pruebas se desarrollan por etapas siguiendo el esquema de una vuelta ciclista, denominándose pruebas multidías.

Las competencias más prestigiosas: La Ultra-Trail du Mont Blanc (UTBM) es considerada la reina de las ultramaratones. Se desarrolla en un circuito de 166 kilómetros por los Alpes de Francia, Italia y Suiza, con un desnivel de 9,400 metros. Participan más de 2,000 corredores los cuales deben certificar experiencia previa en pruebas similares y se enfrentan a condiciones climáticas muy adversas con presencia habitual de nieve y placas de hielo en gran parte del recorrido.

 

Javier González, Luis Carlos Stoute y Ramsés Cano.(Foto: Isaac Castillero W.)
Javier González, Luis Carlos Stoute y Ramsés Cano.
(Foto: Isaac Castillero W.)

Otras pruebas de prestigio a nivel mundial son la Hardrock Hundred Mile Endurance Run y la Western States Endurance Run, ambas de 100 millas en USA; la TransgranCanaria en Canarias (España) con 123 kilómetros; y la Spartathlon con recorrido de 246 kilómetros entre las ciudades griegas de Atenas y Esparta.

Entre las pruebas multidías, la Marathon des Sables (MDS) se lleva los honores con 6 etapas en el inhóspito desierto de Marruecos y 254 kilómetros de distancia total.

¿Quién es quién? Los estadounidenses Scott Jurek, Dean Karnazes y Anton Kupricka han sido claros dominadores en las pruebas celebradas en su propio territorio, mientras que franceses, italianos y españoles se reparten la hegemonía en Europa. Como un símbolo del Ultrafondo, hay que citar al italiano Marco Olmo, vencedor de la Ultra-Trail du Mont Blanc en los años 2006 y 2007 a la edad de 58 y 59 años respectivamente. Su sucesor, quien ganó las ediciones de 2008 y 2009 fue el considerado -al día de hoy- el mejor Ultrarunner del mundo, el español Kilian Jornet, quien -contrario de la madurez de Olmo- ganó su primera edición siendo muy joven con tan sólo 20 años de edad.

running2
El norteamericano, Dean Karnazes, completó 50 maratones en 50 Estados de los Estados Unidos en 50 días.
(Foto: AP / Mike Wintroath)

En lo que respecta a las pruebas de ruta, él record del mundo actual de 100km lo ostenta el
japonés Takahiro Sunada con 6h13.33, mientras que la mayor distancia recorrida en 24 horas ha sido establecida hace solo unas semanas por el chileno Erwin Valdebenito con 284 kilómetros en cinta caminadora.

¿Vaya Récords!

En cuanto a maratones en días consecutivos, el récord lo ostenta el belga Stefaan Engels con 365, marca a batir tras la cual está el experimentado español Ricardo Abad (www.ricardoabad.com) que tiene en la mira llegar a la cifra de 500 maratones y que, a la fecha de redacción de este artículo, ya había completado 275 en 275 días consecutivos.

A nivel local: La historia de las pruebas y retos de ultradistancia en Panamá se remonta a 1940 cuando el soldado del US army Fay Steele corrió 83 km desde Colón a ciudad de Panamá, siguiendo las líneas del ferrocarril en 12 horas y 25 minutos. Pero no fue sino hasta 1983 que se celebró la primera competencia, siguiendo el mismo recorrido de Colón a Panamá, pero ya por carretera.

¿Sabías Qué? La prueba de mayor distancia certificada a nivel mundial es la 3100 Mile Run que se celebra en Queens (New York). Se trata de dar 5,649 vueltas a un circuito de 883 metros en un tiempo máximo de 52 días, lo que supone hacer una media de 97 kilómetros diarios.

La Ultramaraton de Panamá se mantuvo bajo este mismo formato de 1983 a 1986, y de 1991 a 1997 cuando tras 11 ediciones dejó de celebrarse. El gran dominador de la prueba fue el atleta local ya retirado, Luis Camaño, quien ganó en 8 ocasiones y estableció el récord del evento con 5h53.38.

Desde esa fecha no se ha celebrado ninguna ultramaratón en Panamá, salvo eventos aislados y retos no competitivos. Cabe citar, en 2009, la travesía Sabanitas-Panamá de 68 km del sueco Joakim Westerberg y los 80 km de Amador que el citado Westerberg completó con el que suscribe. En 2010, las 24 horas del Parque Omar con Javier González y Ramsés Cano, recorriendo 31 vueltas con total de 109 km y la primera edición del Frontera-Frontera de Luis Carlos Stoute en el que durante 15 días recorrió 775 kilómetros de Darién a Costa Rica.

Ya en el presente año destaca Luis Carlos Stoute, repitiendo Frontera-Frontera pero en sentido inverso, y el Reto 42×42 (maratones en igual número de días) que el dúo Gonzalez – Cano está en proceso de culminar.

A falta de pruebas en suelo patrio, los ultrarunners locales han tenido que viajar a eventos foráneos, principalmente a USA. El atleta más experimentado e impulsor de lo que hoy es el Ultrarunning en Panamá es Luis Carlos Stoute, que ha completado más de una decena de pruebas incluyendo varias de 160 kilómetros (Tahoe Trail y Javelina Hundred).

Merecen ser mencionados también Irving “Rompy” Bennett finisher en pruebas de 100 millas (Javelina Hundred y Western States), su hermano Roger (Miwok 100 km), Nicolás García y Carlos Retally (American River 50 mile), y Javier González 80 km el Q50 Costa Rica.

Entre las féminas, las “super poderosas” Iris Regalado y Margaret Von Saenger ya saben lo que es completar 100 km (Miwok), así como Lizbeth Ramírez 80 km en American River.

Se viene El Valle: Aquellos que quieran colgarse el honor de Ultrarunners en Panamá están de suerte, ya que el próximo 4 de septiembre está prevista la Ultramaratón de El Valle sobre 50 km. Esta prueba que inició en 2009 con 42km y el año pasado con 45km, alcanza en la presente edición su mayoría de edad y, adicional a la distancia, añade la dificultad y dureza de su recorrido que transita mayormente por trillos con numerosas subidas.

¿Cómo preparar una Ultra? El entrenamiento físico para una ultramaraton no difiere radicalmente de otras modalidades de fondo, si bien y como es obvio el volumen del kilometraje se incrementará sustancialmente. Al aumentar el número de horas de entrenamiento, con más rodajes largos aeróbicos (long runs) e incluso, repitiendo rodajes largos con pocas horas de reposo (back to back), el tiempo dedicado a dormir y descanso adquirirá una importancia fundamental. De otro modo, solo se acumulará cansancio y aumentará el riesgo de lesiones.

  • El consumo energético, al correr tantas horas, se incrementará y de modo paralelo deberemos incrementar el aporte de calorías y proteínas a nuestro cuerpo. También hay que poner mucho énfasis en no caer en desbalances por falta -por ejemplo de hierro, potasio, sodio, así como cuidar con detalle nuestra hidratación.
  • Durante la prueba (ya se trate de un evento aislado o multiday), nuestro principal enemigo estará seguramente en nuestros pies. Rozaduras y ampollas se pueden convertir en un auténtico calvario y dejarnos fuera de carrera. Un buen corte de uñas, recambio de calzado y medias adecuadas, vaselina y tape serán vitales. Aparte de esto, mientras repongamos a tiempo alimentación e hidratación, llevemos un ritmo aeróbico y protejamos la musculatura, especialmente en terrenos de bajada, tendremos mucha ganancia para convertir nuestro esfuerzo en éxito.
  • El aspecto psicológico adquiere mucha más importancia que en eventos de menor duración y por este motivo deberemos trabajarlo para que nuestros pensamientos sean positivos y superen las adversidades y contratiempos que en pruebas de este estilo siempre suelen presentarse.
  • Mantenerse en movimiento (keep moving), aunque sea caminando en los tramos más complicados, es uno de los objetivos fundamentales. El abandono no debe considerarse una opción, solo en casos en que nuestra salud se pueda ver muy comprometida. Las largas horas de ejercicio, sumadas a la falta de descanso, nos pueden producir somnolencia, especialmente en las horas nocturnas que deberemos contrarrestar sin bajar la concentración para evitar caídas o salirnos de la ruta marcada.
  • Como es obvio, la recuperación después de una ultra debe ser mayor que tras una maratón o prueba de menor distancia, dedicando las dos siguientes semanas a descanso activo complementado con una muy buena alimentación.