cat_tn20110324_dreamstime_15927666

Por Fernando Revuelta (aka TRIPI) | Atleta del Team SAUCONY | www.runninginpanama.blogspot.com

Muchos panameños de distinta edad y condición se suman cada vez más al hábito de trotar, por lo tanto he aquí unos consejos sencillos que les serán de mucha utilidad.

Consulta médica: Antes de iniciar una práctica deportiva regular como es correr, aunque se trate de un trote sencillo, es necesario contar con el visto bueno de su médico. Un chequeo rutinario (análisis y revisación física) servirán para confirmar su estado de salud y minimizar posibles problemas o lesiones a futuro. Como la actividad involucrará de manera principal a nuestro “motor“, el corazón, hacerse un electrocardiograma es muy recomendable.

Mentalidad: Correr, aunque sea a un ritmo muy relajado, es una actividad diferente a la de caminar y no de un desplazamiento más rápido. Aunque seamos caminantes consumados, muchos factores van a cambiar y debemos estar prevenidos física y psicológicamente para ello. Se aumentará nuestra respiración y la frecuencia cardiaca, la mecánica de la zancada y el trabajo muscular será diferente, tendremos mayor sudoración y pérdida de líquidos, así como haremos un mayor consumo de calorías.

Vestimenta: La ropa que usemos para caminar nos puede valer para trotar o correr, siendo preferible fibras y tejidos técnicos que ayuden a eliminar el sudor. Las prendas de algodón, por el contrario, absorberán gran parte del mismo haciéndonos sentir pesados, se nos pegarán al cuerpo y favorecerán la aparición de rozaduras y ampollas. Para prevenirlas, el uso de vaselina en todas las zonas de fricción es un gran remedio. Evite prendas de plástico e impermeables o buzos cerrados que no aumentarán el consumo de calorías y la pérdida de peso sino que solamente provocarán una mayor deshidratación y sensación de agobio.

Calzado: Nunca se hará suficiente énfasis en la importancia de un buen calzado. El que sea el adecuado a nuestra talla y forma de pisada será definitivo a la hora de un buen performance disminuyendo el riesgo de molestias y lesiones. Descarte para correr sus zapatillas de caminar que seguramente ya tendrán un desgaste diferente al que vas a producir trotando. Consulta en una tienda especializada donde te podrán hacer de modo gratuito un test de pisada en caminadora y orientarte sobre el modelo adecuado. No compre en base a colores o modas, sino buscando comodidad y una mayor amortiguación, tus articulaciones y músculos te lo agradecerán.

¿Hora? Debido a la alta temperatura y grado de humedad en nuestro país, las mejores horas para la práctica deportiva son las que se corresponden con la salida del sol al amanecer, y su ocaso en la tarde-noche. Si tenemos que convivir con el sol, una visera y crema de protección solar son muy recomendables, así como ropa de color claro para reducir el impacto de sus rayos. No espere a tener sed para hidratarse, y lleve una botella en la mano preferiblemente con agua fría.

Lugares recomendados: Como es obvio preferiremos sitios con nulo o poco tráfico vehicular, planos, con un firme regular, rodeados de naturaleza y protegidos del sol. En Panamá hay varios muy concurridos como el Parque Omar, Cinta costera, Calzada de Amador, Costa del Este, Clayton, y Albrook donde adicionalmente podremos conocer a otros aficionados y entablar nuevas amistades. En cuanto a la superficie huya de los carriles de ladrillo diseñados, en teoría, para caminantes y trotadores, y prefiera las ciclovías de asfalto, aunque tendrá que tener un mayor cuidado al convivir con bicicletas y patines. Lo ideal para un trotador que se inicia sería correr por grama baja regular o caminos de tierra estables para minimizar el impacto de nuestro cuerpo en el piso, pero lamentablemente hay pocas áreas que cumplan con esos estándares. Evite en lo posible correr por las aceras, no solo por subir y bajar bordillos, sino por el peligro existente adicional de tropezar con salientes como losas sueltas o tubos de metal.

Tiempo y ritmo: Tómelo con mucha calma y “escuche” a su cuerpo. El le va a decir en qué momento es necesario bajar el ritmo o parar. Al comienzo puede optar por alternar periodos de caminata rápida con tramos de trote. El perfil del terreno nos puede servir como guía: trotar en las zonas planas y caminando las cuestas y bajadas. La tendencia natural sería correr en las bajadas, pero el mejor consejo para los trotadores noveles es que las caminen puesto que en los descensos se genera mucho impacto de amortiguación en tobillos y rodillas.

El descanso: Así como habrá realizado antes de trotar unos suaves calentamientos de todas las articulaciones del cuerpo, al terminar deberá estirar la musculatura, sobre todo del tren inferior, con posiciones en las que sienta tensión moderada de cada uno de ellos por unos 20 segundos, evitando rebotes y manteniendo la posición. Aproveche para hidratarse y comer algo si el cuerpo lo demanda, y en lo posible no se quede con la ropa o zapatillas húmedas por tiempo prolongado. Es preferible hacer un cambio de ropa seca hasta que uno más tarde ya pueda ducharse en condiciones.

 

 

DESTACADOS

Consulte con su médico antes de iniciar cualquier práctica deportiva regular haciéndose un chequeo rutinario y hágase un electrocardiograma (ECG).

Aunque seamos caminantes consumados, muchos factores van a cambiar y debemos estar prevenidos física y psicológicamente para ello.

Tómelo con mucha calma y “escuche” a su cuerpo.

Las mejores horas para la práctica es con la salida del sol al amanecer o en la tarde-noche.