sh_lets_move_2

Estados Unidos se pone en marcha hacia una nueva generación de niños más sanos.

La Primera Dama de Estados Unidos Michelle Obama, anunció a inicios de este año, una ambiciosa meta: Resolver el problema de la obesidad infantil que aqueja a esta nación. El logro de este objetivo se ha planteado en el periodo de una generación, para que los niños que nazcan a partir de este año, lleguen a adultos con un peso saludable.

La campaña titulada Let´s Move o A Moverse, busca combatir de manera integral con el apoyo de la empresa privada y del gobierno,  la epidemia de la obesidad en la niñez.

Let’s Move contará con la participación de todos los sectores que influyen en la salud de los niños y proporcionará a escuelas, familias y comunidades, herramientas simples para ayudar a los niños a comer mejor, ser más activos y sanos.

Ante el alarmante crecimiento de la población infantil obesa en Estados Unidos, donde casi uno de cada tres niños tiene sobrepeso, las principales fundaciones de salud infantil se unieron para apoyar la campaña.

La obesidad causa problemas de salud como la diabetes, enfermedades coronarias, presión arterial alta, cáncer y asma. Un estudio reciente calculó que el costo del cuidado de salud de enfermedades relacionadas con la obesidad en Estados Unidos es de $147,000 millones al año.

“La salud física y emocional de toda una generación y la salud y seguridad económica de nuestra nación están en juego”, afirmó la Sra. Obama. “Éste no es el tipo de problema que se puede resolver de la noche a la mañana, pero si todos trabajan juntos, se puede resolver. Entonces, a moverse”.

Cómo propone alcanzar el objetivo la Primera Dama?

  1. Ayudar a los padres a tomar mejores decisiones por la salud de su familia, ofreciéndoles herramientas, respaldo e información necesaria.

–      Dar más poder de decisión: Para fin de año, se adoptarán nuevas etiquetas en los alimentos, con contenido nutricional más comprensible, y conteo de calorías; facilitando la información a 65 millones de padres de familia, un primer paso importante.

–      Proporcionar la receta para una vida más sana: La comunidad médica, se asegurará de examinar con regularidad el índice de masa corporal de los niños, ofrecerá asesoría sobre la alimentación sana a edad muy temprana y recomendará recetas simples para una alimentación más saludable junto a juegos de actividad física.

–      Gran campaña de información pública: Importantes empresas de comunicación se sumaron para generar conciencia por medio de anuncios de servicio público, programación especial y campañas de comercialización.

–      Pirámide alimentaria de la próxima generación: se reestructurará la conocida pirámide alimentaria. MyPyramid.gov ofrecerá una variedad de herramientas para ayudarlos a poner en práctica las directrices alimentarias.

–      Posibilitar cambios: se creará la primera base de datos interactiva -el Atlas del Entorno Alimentario- que indica geográficamente entornos de alimentación sana en Estados Unidos y propiciará cambios en todo el país.

–      LetsMove.gov: un nuevo sitio centralizado con consejos útiles, estrategias detalladas para padres e información reciente sobre la labor del gobierno federal y de sus aliados para lograr el objetivo nacional.

  1. Servir comida más saludable en escuelas, hay que asegurarse que los niños tengan acceso a comida nutritiva fuera de casa.

–      Reautorizar la Ley de Nutrición Infantil: una inversión histórica de $10,000 millones adicionales en 10 años, para mejorar el Programa Nacional de Almuerzo y Desayuno Escolar, capacitar a trabajadores de cafeterías escolares, mejorar el equipo de cocina y calidad de la comida a un millón de estudiantes extra, en cinco años.

–      Duplicar escuelas que participan en el Desafío Escolar para un Estados Unidos Más Sano: reconociendo a las que cumplen con rigurosos estándares de calidad de las comidas, participación en programas alimentarios, actividad física y educación sobre nutrición, para añadir 1,000 escuelas por año durante dos años.

  1. Hacer que participen voluntariamente importantes grupos del campo alimentario para mejorar la calidad nutricional de las comidas escolares en el país.

–      Involucrar a proveedores: En cinco años, disminuirán la cantidad de azúcar, grasa y sal en las comidas escolares; al cabo de 10, servirán más granos enteros y duplicarán la cantidad de verduras y frutas. Para mediados de 2011, se cuadruplicarán las escuelas que cumplan el desafío.

–      School Nutrition Association: trabajadores de servicios alimentarios de escuelas informarán y concientizarán de los peligros de la obesidad. Se asegurarán que los programas nutricionales de 10,000 escuelas cumplan el estándar en los próximos 5 años.

–      Líderes escolares: su objetivo es lograr que todas las escuelas urbanas cumplan con el estándar de oro de Escuela Más Sana, en 5 años. Un esfuerzo combinado para ayudar a 50millones de estudiantes y sus familias.

  1. Acceso a alimentación sana y de bajo costo: más de 6.5millones de niños viven en áreas rurales o de bajo ingreso, con acceso limitado a alimentos nutritivos, y de bajo precio (desiertos alimentarios).

–      Eliminar los desiertos alimenticios: con un presupuesto para el 2011 de $400 millones, procurarán tiendas de alimentos más sanos en zonas sub-atendidas en los próximos 7 años.

–      Promoción de mercados de productores: una inversión de $5 millones en 2011 para establecer y mejorar el acceso a mercados de productores.

  1. Aumento de la actividad física: los niños necesitan 60mins diarios de actividad física (sólo un tercio lo hace, causando desequilibrio).

–      Expansión y modernización de la Actividad Física: Creación de un consejo de educación física y deporte encargado de aumentar la participación ciudadana con lo último en ciencia e investigación.

–      Galardones Presidenciales por Vida Activa: el Presidente duplicará los premios a niños y adultos que logren el compromiso de realizar actividad física, cinco días a la semana durante seis semanas.

–      Escuelas seguras y sanas: Creación de fondo para apoyar los esfuerzos para conseguir que los niños realicen actividad física dentro y fuera de la escuela.

–      Deportes profesionales: Atletas de NFL, MLB, WNBA y MLS promoverán el concepto de “60 minutos de juego al día” en talleres deportivos y en anuncios publicitarios.

Las medidas gubernamentales por sí solas no resolverán el flagelo, se requiere de la colaboración de todos. Un esfuerzo mancomunado para  organizar y financiar una nueva fundación central como Partnership for a Healthier America que sirva de nexo entre el sector privado y el público, y que a su vez, acelere las iniciativas existentes y facilite el compromiso para lograr la meta nacional de resolver la obesidad infantil en una generación.

 

Referencia: The White House, Office of the Press Secretary